El presidente Mauricio Macri habló de la suba del riesgo paíseste miércoles y consideró que “en el mundo hay miedo de que los argentinos quieran volver atrás” ante a la posibilidad de que Cristina Kirchner regrese al poder tras las elecciones de octubre.

"Ahora está todo cruzado por la elección, el mundo duda que por ahí los argentinos quieren volver atrás y eso da mucho miedo al mundo, aumenta el riesgo país, toman posiciones defensivas, pero yo creo que están equivocados, que los argentinos no van a volver atrás", dijo Macri diálogo con una radio de Venado Tuerto.

En este sentido, agregó: "Los argentinos aprendimos que la magia no existe, que el mesianismo nos lleva a destruir la sociedad, a comportamientos patoteriles que no sirven, no suman. Lo que suma es escucharse, dialogar, trabajar en equipo".

Pese al miércoles "negro" en los mercados, el jefe de Estado ratificó el rumbo económico de sus medidas y se mostró esperanzado con que en los próximos meses va a empezar "a moverse la cosa" y la Argentina va a demostrarle al mundo que cumple con sus compromisos. "Nunca en la historia se dio un crédito tan grande como el que le dio el FMI a la Argentina y eso es porque el mundo quiere que vayamos por el camino de la normalización", aseguró.

Macri señaló que entiende a las familias que están decepcionadas con su gestión y que sabe que a muchos les cuesta llegar a fin de mes, pero insistió: "Estamos en un proceso fundacional de la Argentina para que nuestros hijos tengan un futuro mejor".

Este miércoles, el indicador de JP Morgan que evalúa la posibilidad de que el país no pueda hacer frente con sus vencimientos de deuda tuvo un fuerte salto de casi 8%, hasta los 928 puntos.

A la par, los bonos soberanos cotizan con fuertes bajas en el mercado secundario y en el tramo corto ofrecen rendimientos cercanos al 20%, algo que explica las dudas que generan las finanzas de la Argentina en el plano internacional.

A la incertidumbre electoral y financiera se suma una percepción general negativa sobre las últimas medidas lanzadas por el gobierno nacional para amortiguar el impacto de la inflación.

A la par, el dólar registró otro fuerte salto, hasta los $44,90 en el tramo minorista en el medio de las medidas del Banco Central para dejar fija la banda de negociación hasta fin de año.

Comentá y expresate