El objetivo que se habían fijado dio resultado. Algunas con uniforme, otras de civil para lograr un mayor acercamiento, dialogaron con adolescentes que cursan nivel secundario. El objetivo principal era informar y prevenir. Pero sabían que el contexto podía ser ideal para que casos consumados salieran a la luz. “Lo fundamental es contener y proteger a la víctima, detener el hecho violento”, afirmó la subcomisario Liliana Funes, actual titular de la Comisaría de la Mujer y pieza fundamental para que llegara a la justicia el caso de una menor abusada por su padre en Coronel Vidal, caso que acaba de terminar con condena de 12 años de prisión para el acusado.

Lo particular de este caso es que Funes, por entonces en funciones en el vecino distrito, generó junto a colegas un proyecto que incluía charlas en escuelas con la finalidad de prevenir y/o detectar todo tipo de violencia de género.

“Lo que hicimos fue bajar información y videos de Internet sobre esta problemática y armamos un plan para que los chicos se sientan más cómodos y para nada intimidados”, contó a Canal 10 y Ahora Mar del Plata sobre una estrategia sencilla y con un objetivo bien importante.

Embed

Funes dice que está orgullosa de que un caso con el que detectaron en Coronel Vidal y llegó a la justicia pueda haber derivado a la instancia de sentar al acusado frente a un tribunal. “Soy la cara visible, pero hay otras chicas que son más jóvenes”, destacó sobre un “trabajo en equipo” que le gusta resaltar.

La apuesta fue llegar a adolescentes de 15 a 17 años, de ambos sexos. Armaron un video que oficie como disparador, complementados con algunos conceptos centrales sobre la problemática de la violencia y el abuso, más la posibilidad de generar un ambiente propicio para un diálogo bien abierto.

“Siempre quisimos que el chico o chica se sienta confiado, que pueda contar lo que le pasa, con la familia o en la escuela, pero que sepan que siempre alguien los va a ayudar”, resaltó la oficial, que ahora está al frente de la Subcomisaría de la Mujer de Mar del Plata, donde el mismo proyecto tiene continuidad.

En este caso que tuvo resonancia porque llegó a juicio hubo un detalle muy puntual: el propio juez Alfredo De Leonardis, que aplicó la condena al abusador, hizo público el valioso aporte de estas oficiales de policía para que la menor se decidiera a hacer la denuncia.

Funes agradeció el gesto del magistrado y remarcó que aquí han logrado un gran funcionamiento no solo con el personal de la dependencia a su cargo sino también con la participación de personal de Minoridad. “Trabajamos en conjunto porque lo importante es detener el hecho violento”, explicó.

El mecanismo iniciado con mucho de buena voluntad se ha mejorado con capacitación, con lo cual los resultados siguen apareciendo. Dice Funes que algunos tienen mayor trascendencia, otros menos, pero siempre lo importante es que se detenga cualquier situación que está poniendo en riesgo a una víctima

La oficial consideró que este sistema puede tener su réplica en potros distritos. Pero entiende fundamental que más allá del contenido previsto para las charlas “se ponga personalidad para llegar a los chicos”. “Es difícil llegar a ellos, pero se puede”, insistió.

Comentá y expresate