Tras la revuelta enla unidad de Batán N°44 donde un grupo de internos reclamaron mejores condiciones de salubridad y reclusión ante la pandemia del coronavirus,el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) hizo un descargo.

"Los internos del Pabellón B rompieron parte de las instalaciones y arrojaron elementos contundentes", contaron en un comunicado desde el SPB.

La violencia fue en ascenso en la cárcel de la localidad vecina a Mar del Plata y según confirmaron fuentes de la penitenciaría, los efectivos "controlaron la situación en pocos minutos" aunque la acción dejó como saldo "algunos internos con lesiones leves".

En paralelo, una manifestación similar se reiteró en la Unidad Nº 54 de Florencio Varela, allí los internos provocaron disturbios y tabicaron el acceso. De inmediato se presentaron en el lugar las máximas autoridades penitenciarias y se inició una mediación, en el que primó el diálogo y el entendimiento, por lo que se resolvió el conflicto de manera pacífica y sin heridos.

En ambos casos los internos y las autoridades de las cárceles iniciaron una mediacióny acordaron la continuación de una mesa de diálogo con representantes de cada uno de los pabellones para dirimir cualquier inquietud a través de la comunicación.

El SPB tomó medidas de prevención al contagio de coronavirus, a tono con el decreto presidencial de la cuarentena obligatoria, y suspendió las visitas. Al mismo tiempo, aclaró que se están distribuyendo elementos de protección (barbijos, guantes, jabones, alcohol en gel y otros elementos de higiene) y se ventilan y baldean todos los sectores con mayor frecuencia.

Los profesionales de la salud de las cárceles provinciales cuentan con un protocolo a seguir y trabajan en red con el sistema de salud pública de la Provincia.

Comentá y expresate