Las PASO en Santa Fe dejaron un escenario competitivo donde el socialismo y el peronismo se alzaron con dos protagonistas principales en la pelea de las urnas: Antonio Bonfatti (31,14%) y Omar Perotti (28,20%)

Los dos partidos lograron sacar la mayor cantidad de votos en los comicios y dejaron a Cambiemos, con José Corral (19,67%) como candidato, en un tercer lugar que lo relega en la búsqueda de la gobernación.

Perotti se quedó con el triunfo en la única interna que tuvo la provincia en las candidaturas a gobernador. Venció a María Eugenia Bielsa (14,47%) por una amplia mayoría y logró posicionarse como el mejor candidato para desbancar al socialismo después de 12 años de gobierno.

La interna peronista (en total 42,68%) sumó un 11% más de los votos que sacó Bonfatti y le abrió la posibilidad al ex intendente de Rafaela de encauzar la mayoría de los votos peronistas y pelearle la gobernación mano a mano al ex mandatario socialista.

En los últimos 8 años, y de la mano de Miguel Del Sel, el PRO había logrado posicionarse como la segunda fuerza política provincial. En el 2015, el humorista y empresario estuvo muy cerca de ganar la gobernación: después de haberse impuesto en las PASO, cayó por apenas 1.800 votos ante el actual gobernador, Miguel Lifschitz.

Comentá y expresate