Por casi 20 minutos se extendió la entrevista. Recorrió todos y cada uno de los temas centrales y fundamentales que debe afrontar quien pretenda gobernar el distrito. La mayoría de las respuestas se habían escuchado en campaña. Pero sobre el cierre, a modo de despedida, la candidata intendente por Frente de Todos, Fernanda Raverta, sorprendió con un proyecto más que pretencioso: “ahora vamos por el tren, el tren rápido”,dijo con una sonrisa y guiño de ojo.

raverta paulino.png

“Imaginate si venís a Mar del Plata, en tren, con el auto, te vas al bosque, a la sierra”, entusiasmó con la idea que no terminó de comprar por completo Paulino Rodrigues, conductor del ciclo televisivo La Lupa, que la interrogó con conocimientos de cuestiones de la ciudad casi al nivel de un residente. “Yo le diría que sea menos ambiciosa”, le recomendó.

Embed

Semejante inversión aparece por lo menos fuera de contexto en medio de estos días en los que priman las urgencias y el esfuerzo del Estado se enfoca con prioridad absoluta en medidas de alivio mínimo para los bolsillos golpeados de la mayoría de los argentinos.

Un tren rápido es un viejo anhelo de Mar del Plata que se viene proyectando desde hace más de una década. Con paciencia y varios millones apenas se pudo reactivar durante la actual gestión de gobierno el servicio hoy en marchaque, con mejores condiciones de confort y vías renovadas, cubre los 400 kilómetros hasta Capital Federal en seis horas. Una hora y media más de lo que se demoraba en realizar el mismo recorrido con los viejos trenes hace más de medio siglo.

dietrich tren mdp 1.jpg

Con esta idea avanza la candidata por la más que difícil cuestión ferroviaria, un tremendo lastre que carga el kirchnerismo. Todavía están apilados al lado de la ruta 2 los miles de durmientes fallados que se colocaron durante la gestión de Florencio Randazzo como ministro de Transporte de Cristina Fernández. El actual gobierno tuvo que suspender el corredor Mar del Plata Buenos Aires hasta completar las reparaciones, ejecutadas hace poco más de dos años.

Según informó el Ministerio de Transporte de la Nación en julio de 2017, cuando se reanudó el servicio, la inversión realizada para reactivar este tramo fue de 1300 millones de pesos para renovar 208 km de vías, colocar rieles, 250.000 durmientes de hormigón y 600.000 toneladas de balasto.

tren mdp.png

Le quedará ahora a Raverta dar más detalles sobre su ambicioso proyecto. Condiciones, plazos, inversiones y orden en las prioridadesde un plan de infraestructura. Son tiempos de campaña y de proyectos. “Si no soñamos, si no nos proponemos, a dónde vamos”, justificó la diputada nacional sobre su propuesta.

Comentá y expresate