La muerte de un ser querido siempre representa un profundo dolor para aquellos que transitan ese momento.

Sin embargo, acaso como un consuelo, suele decirse que esas personas que ya no están envían señales desde algún lugar a quienes se quedan en la Tierra.

Creer o reventar, acaso la prueba más fehaciente de esa teoría haya sido lo que sucedió en Polémica en el bar, el ciclo producido por Gustavo Sofovich y conducido por Mariano Iúdica a través de la pantalla de América.

Es que mientras en la mesa se hablaba de Rodrigo Bueno con la presencia de José Luis Gozalo como invitado, se produjo un hecho por demás llamativo y sorprendente para todos los presentes: explotó un foco de iluminación.

"Yo preparé todo, los plomos, todo, que llevaban el sonido, tienen que ir a Canal 2, que está al lado, que creo que fue acá a la vuelta, ¿no?", venía relatando quien fuera el manager de El Potrosobre lo que tenían programado para el día siguiente al accidente que le costó la vida, cuando de repente se sintió el estruendo.

"Mirá vos la pu… madre. La gente de la tele, que somos de la tele, nosotros los de la tele creemos en esto. En este estudio no pasó nunca, no estoy jugando, no es un juego, está el loco, pero no te quepa ninguna duda", expresó un conmovido Mariano Iúdica.

"La gente de la tele cree en esto", reiteró. "Yo en veinte años no vi nunca explotar una luz", intervino Coco Sily. "Y ante la emoción de él", agregó enseguida.

"Hay mucha carga cuando se habla de Rodrigo, chicos, no fue una cosa normal. Yo me hice en esto de la nada, y se nota con todo lo que se te ocurra, de todas las estrellas, con todos, éste era una cosa…Por eso se fue como se fue, éste era otra cosa", concluyó el conductor.

Fuente: Teleshow

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate