El Taller de Narrativa de Emilio Teno y Mariano Taborda iniciará su última edición del 2020 el próximo 14 de octubre, con la modalidad virtual que se implementa desde marzo. Por el taller, que se realiza de manera ininterrumpida desde 2017, cuatro veces por año, ya pasaron más de trescientas personas.

La propuesta está pensada para cualquier persona que tenga ganas de escribir. Durante diez encuentros, se analizan los dispositivos que conforman la narrativa: ficción, verosimilitud, construcción de personajes, narrador, descripciones. "Se analizan los géneros novela y crónica narrativa y se profundiza, en el Nivel Inicial, en el cuento. Para todos los encuentros se comparte un video de YouTube en el que se profundizan las lecturas y de ahí surge la consigna de escritura. Cada trabajo se corrige en profundidad y se hace la devolución correspondiente", explicaron los docentes.

Teno estudió Filosofía y Letras y publicó dos libros de poesía en Argentina y España. Por su parte, Taborda estudió Historia y Letras. Además, trabajó como corrector, editor y redactor en diversos medios gráficos y digitales.“Los años de trabajo en taller nos demuestran lo que intuíamos: la escritura es un oficio como cualquier otra y requiere trabajo. En los diez encuentros del taller vemos mejorías notorias, quien lo termina, lee y escribe mejor que en el comienzo”, comentó Teno.

“Intentamos comprender, en profundidad, los textos narrativos. Y trabajar herramientas concretas. Primero leemos textos literarios, a partir de esos textos pensamos la teoría, luego damos una consigna de escritura y con la corrección cerramos el círculo. Cada elemento lo pensamos desde la teoría y la práctica, como lectores y como escritores”, sumó Taborda.

-¿Con qué se va a encontrar la persona que decida inscribirse en el primer nivel?

Emilio Teno: El taller está pensado como un método de adquisición de herramientas mediante la lectura y la escritura. La persona que empieza el taller, tenga o no experiencia, comienza del grado 0, es decir reflexionando sobre los conceptos básicos para entender la narrativa de ficción. Como decimos siempre, se trata de una experiencia colectiva pero de crecimiento individual, por eso la convivencia de personas con y sin experiencia es posible y enriquecedora. Quien comienza el taller se va a encontrar con lecturas que le permitirán incorporar los conceptos, ejercicios de escritura para poner en práctica las técnicas y, finalmente, con correcciones que afianzarán el proceso.

-¿Cuál es la relación entre los textos que se leen en el taller y el aprendizaje de las técnicas de escritura?

Mariano Taborda: Pensamos a la lectura como elemento indivisible de la escritura. No puede haber un buen escritor donde no hay un buen lector. Proponemos un corpus de lecturas de textos narrativos que tomamos como ejemplo. Analizamos en profundidad esos textos y de allí extraemos la teoría. Si trabajamos con el narrador, vemos cómo están en los textos y pensamos sus posibilidades. El momento siguiente consiste en una consigna de escritura relacionada a esa herramienta que pensamos antes. El proceso tiene varias etapas: lectura, análisis, escritura y corrección de la escritura. Vemos herramientas concretas. El corpus de lecturas es amplio y variado. No hay una sola forma de crear un buen texto narrativo. Apostamos a la diversidad y a potenciar y volver eficaz lo que cada participante del taller quiera decir.

-¿En qué aspectos mejora la persona que completa el primer nivel del taller?

Emilio Teno: El nivel inicial consta de diez clases, una por semana, lo que representa un tiempo concreto y relativamente breve. Sin embargo, en esos dos meses y medio, el cambio de los asistentes es evidente. El arco de crecimiento es muy notorio sobre todo en aquellas personas sin experiencia pero también en quien traía conocimientos específicos de escritura. Y nos parece que esto se da porque el método se basa en el trabajo y la reflexión constante sobre la praxis. Es difícil dimensionar el alcance de esa mejoría pero por las devoluciones que recibimos sabemos que exceden lo meramente técnico y puntual de la narrativa de ficción. También se trabaja con el pensamiento y la reflexión general y eso siempre permite el crecimiento en otros ámbitos.

-¿La literatura actual intenta desprenderse de construcciones que arrastra del pasado?

Mariano Taborda: Uno de los ejes transversales de los niveles de nuestro taller tiene que ver con pensar una narrativa del siglo XXI. Creemos que hay técnicas, procedimientos y enfoques que están perimidos. Que tenían razón de ser en las condiciones de producción de otra época. Mucho de lo que durante décadas se consideró “literario” (la declamación, la solemnidad, “las palabras o expresiones literarias) se arrastran desde el siglo XIX. Hay un chiste que solemos hacer en el taller, decimos: “La literatura, como la conocimos, está en terapia intensiva, si no hacemos algo se nos muere”. En general la culpa va al lector, se comenta que ya no se lee. Por qué alguien querría leer, en el siglo XXI, un texto moralizante, con un narrador en tercera omnisciente que maneja a los personajes como títeres, con esos personajes unidireccionales. Esas, entre muchas otras cuestiones, pensamos en el taller.

CONTACTO PARA INSCRIPCIÓN

Quienes estén interesados en realizar el Taller de Narrativa pueden contactarse mediante Facebook en la cuenta Taller de Narrativa o vía instagram, en Tallerdenarrativamdp.

A su vez, pueden enviar mensajes de Whatsapp a los teléfonos 2234365899 o 2235602796, o contactarse vía Mail a tallerdenarrativamdp@gmail.com .

Comentá y expresate