"Ahora, Fede, vos decís que cerraste… pero, ¿por qué no se puede cerrar definitivamente, ponerle un moño y dejarlo en el lugar que vos quieras?". La pregunta de Jorge Rial a Federico Bal sobre su enfrentamiento con Nazarena Vélez provocó varios minutos de zozobra.

El hijo de Carmen Barbieri hizo un gesto de fastidio, entornó los ojos, apretó los labios y finalmente respondió: "Te voy a decir algo que tal vez te enoje… Porque los periodistas son muy hábiles, saben preguntar, indagar en el momento indicado. Y tenés un equipo especialista en eso".

Embed

Sentado a una mesa en la vereda, tras salir de los Juzgados de Familia de Mar del Plata luego de un encuentro con la jueza, Federico concedió un móvil con Intrusos. Lo que se cerró después de tres años fue su relación con Barbie Vélez, aquel noviazgo que terminó con sendas denuncias cruzadas por violencia. Lo que sigue abierto es su enfrentamiento con Nazarena: el protagonista de la revista Nuevamente juntos recurrió a la Justicia para, según su parecer, terminar "de raíz" con "la violencia, el hostigamiento y las amenazas" que recibe de "esta mujer" (nunca se refirió a ella con su nombre y apellido).

Acto seguido, llegó la contestación del conductor. "¿Te puedo decir algo, Fede? Es un elogio que nos digas que sabemos preguntar porque es nuestro laburo. Vos tenés centrado todo en Nazarena, y quien prende esta mecha otra vez es tu amiga Flor de la V".

Bal: —Te equivocás, Jorge. No. Te equivocás, Jorge, te estás equivocando…

Rial: —¿Sabés por qué no me equivoco? Porque yo estuve ahí.

Bal: —Hoy tengo que venir a un juzgado por la mujer que hace tres años no para de hablar de mí y decir cosas que son completamente mentiras. Se reaviva una polémica porque a mi amiga Florencia le preguntan sobre algo que pasó hace tres años, y ella estaba al lado mío, y siempre va a defenderme. Ella no aviva nada, sino que habla por una persona que quiere y respete.

Damián Rojo: —Nació por una afirmación de Flor…

Bal: —(Interrumpe) Está bien, nace de lo que sea.

Rojo: —…que dijo que siempre hay que creerle a una mujer.

Bal: —(Se toma la frente) Entiendo, porque ella también tiene una lucha muy importante por el feminismo. Pero ustedes saben reavivarlo… No pueden lavarse las manos.

Rial: —Ella también sabe. Flor de la V no orina agua bendita. Vos la querés, pero ella, inteligentemente, así como un montón de años eludió preguntas nuestras, podía haber dicho: "En ese tema ya se expidió la Justicia".

Bal: —Ella sintió que necesitaba hablar de mí, en un momento donde muchos hablan mal de mí.

El actor le dijo entonces que el día anterior lo había visto "muy ofuscado" al conductor. Fue cuando Rial había recordó que, en los meses que Federico participó del Bailando al igual que Barbie Vélez, la producción de ShowMatch dispuso de todo un operativo para que no se cruzaran en el estudio, habida cuenta de que existía una medida perimetral. Y todo, registrado en vivo. "Yo no fui feliz en ese momento", confesó el hijo de Santiago Bal.

Rial: —¿Pero por qué lo hiciste?

Bal: —Porque era parte de un… porque era parte del contrato de un programa donde hoy elijo no estar.

Rial: —No, no, pará. ¿En el contrato decía que te tenían que humillar?

Bal: —No sentí que sea una humilación.

Rial: —¿Te viste? ¿Lo volviste a ver? Estabas transpirando, nervioso.

Bal: —La estaba pasando muy mal.

Rial: —Te estaban humillando.

Bal: —No creo que sea una humillación.

Rial: —Preferís creer que lo de Tinelli no fue una humillación por el cariño y el agradecimiento, pero sí sentís que te humillamos nosotros.

Bal: —No estoy diciendo esto. ¿Cuándo dije que me humillaste?

El móvil no bajó su tensión. Y minutos después Federico, luego de lamentar el llanto de Barbie por esta nueva disputa, concluyó: "Esta es la última nota que doy por este tema. Y es con vos, Jorge".

Fuente: Infobae.

Comentá y expresate