A Leila Sibara (27) la mataron de un disparo en la cabezaeste miércoles a la madrugada. Los vecinos, que escucharon gritos y la detonación, llamaron a la Policía. Cuando llegó el patrullero, ya era tarde: la joven estaba muerta en la esquina de Las Heras y Vétere, en Lomas de Zamora, al sur del GBA. Testigos reconocieron a una ex pareja como el asesino y por eso los investigadores pudieron detenerlo, en un taller que tiene.

Ahora se supo que Leila era medio hermana del humorista Naim "El Turco" Sibara e hija de un ex secretario del Concejo Deliberante de Lomas de Zamora, Julio Sibara.

La joven también había sido empleada de la Municipalidad de Lomas de Zamora: cumplió funciones en la Dirección de Tránsito y en el Teatro Municipal. Era madre de dos hijos y vivía a unas cuadras de la casa de Luis Alberto Villalba, su asesino.

Turco.jpg

La joven tendría una causa por robo calificado a cargo del Tribunal Oral N°7 de Lomas de Zamora y no descartan que su relación con Villalba sea la explicación de esa causa.

Los investigadores sospechan que él vendía drogas y que fue así que se conocieron. Más tarde tuvieron un acercamiento y habían iniciado una relación que al poco tiempo se terminó.

"Tenían una amistad porque Villalba se dedicaba al narcomenudeo. Estamos investigando, por el momento lo vamos a indagar por homicidio agravado por femicidioy después se puede incorporar la acusación por la tenencia de arma, la venta de drogas o el auto que tenía con pedido de secuestro", informaron fuentes del caso.

Leila había decidido alejarse de Villalba por su adicción a las drogas. Él era violento y en el entorno de la víctima reconocieron que la había amenazado para obligarla a continuar con el vínculo.

En el taller mecánico que Villalba tiene en la calle Las Heras 1667 -donde fue detenido por el femicidio- la Policía encontró un revólver calibre 32 y una vaina servida de 9 milímetros, del mismo tipo que la que hallaron en el lugar del crimen. También, cuatro envoltorios de cocaína, una balanza para fraccionamiento, ropa y el teléfono celular de Leila.

En la casa de Villalba, a dos cuadras, encontraron otro arma.Pero ninguna sería la usada para matar a Leila.

La investigación quedó en manos de la Fiscalía N° 1 de Lomas, a cargo de Lorenzo Latorre.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate