Una vez finalizado el partido entre Palmeiras y Boca, la Conmebol anunció en su cuenta de Twitter que la final de la Copa Libertadores sería el histórico "Superclásico" entre los "Xeneizes" y River, que había ganado en Brasil el martes ante Gremio.

Sin embargo, luego agregó otro tuit que puso suspenso y le trajo dudas a los "Millonarios". Es que el equipo brasileño que fue campeón en 2017 interpuso una queja por diversas polémicas sucedidas en el partido jugado en Porto Alegre, por lo que ahora será la Unidad de Disciplina del organismo la que deberá definir qué ocurre.

Embed
Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate