La crisis inflacionaria y el avance de precios en el país es vox populi, no es necesario hablar demasiado de algo que la gente ya sabe por demás cada vez que realiza la compra de los productos de consumo básicos. Sin embargo, por su carácter urgente y arrollador, no deja de ser un tema de todos los días, no solo en boca de los medios de comunicación, sino de la propia clase política. Esta vez, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner apuntó contra Federico Braun, dueño de la cadena de supermercados La Anónima, presente en gran parte del país.

La ex presidenta compartió en su cuenta de Twitter el fragmento en el que Braun contesta, en un chiste socarrón, que su empresa "remarca precios todos los días", a la pregunta del moderador de la ceremonia Ricardo Kirschbaum: "¿Qué hace La Anónima con la inflación?". La situación se dio en el marco de la celebración de los 20 años de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), en el Hotel Sheraton, en el barrio porteño de Retiro.

"El dueño de una de las cadenas de supermercados más grande del país te cuenta lo que hacen todos los días", agregó en su publicación a modo de denuncia Cristina Fernández de Kirchner.

https://twitter.com/CFKArgentina/status/1534196649299529729

Sin embargo, el titular de La Anónima continuó su parlamento desligándose del humor con el que inició, remarcando que en sus 43 años de empresario de supermercados "siempre hubo control de precios".

"Lo que es insólito es que todavía siguen creyendo en los controles de precios. Nosotros decimos que no somos formadores de precios, es una pequeña mentira, porque somos formadores de una parte del precio. Pero en realidad trasladamos como podemos trasladar", dijo Braun.

"Diablos que hacen subir los precios"

Con estos dichos recorriendo rápidamente las redes, cabe recordar la retórica que utilizó el presidente, Alberto Fernández, cuando había declarado en marzo la llamada "guerra contra la inflación" señalando que "hay diablos que hacen subir los precios y lo que hay que hacer es hacer entrar en razón a los diablos”, en clara referencia a los empresarios y dueños de comercios.

“Tenemos un problema que es la inflación autoconstruida. Que está en la cabeza de la gente. La gente lee que los precios de los alimentos suben y todos los precios, suben. Vamos a seguir trabajando en medidas concretas para enfrentar el problema”, había señalado en ese momento.

Néstor Kirchner contra Coto y Jumbo en 2005

Un antecedente de una disputa similar es el de el entonces presidente Néstor Kirchner, cuando acusó en el Coloquio de IDEA del año 2005 celebrado en Mar del Plata a los propietarios de las principales cadenas de supermercados de operar en conjunto para acordar aumentos de precios en los productos de la canasta básica y querer "saquear el bolsillo de los argentinos".

image.png

Kirchner había declarado de manera general contra "el pequeño grupo de empresas que manejan la comercialización de alimentos", pero apuntó específicamente a los empresarios Alfredo Coto, dueño de la cadena de supermercados Coto, y a Horst Paulmann, fundador y entonces presidente de Cencosud, dueño de los hipermercados Easy y Jumbo.

"Yo no tengo ninguna duda de que ustedes se cartelizan y atentan permanentemente contra los bolsillos de los argentinos", dijo el, por entonces, titular de la Casa Rosada.

Comentá y expresate