Tomás se había ido de vacaciones con su familia a San Clemente. El domingo, alquilaron una carpa en un balneario para resguardarse del sol. A la hora de haber llegado, el viento tiró uno de los parantes que le cayó en la cabeza y le hizo dos fracturas.

El nene de 10 años está fuera de peligro y con reposo. Denuncian que el local de la playa tiene una habilitación provisoria y no tienen seguro para quienes alquilan las instalaciones.

Gabriela, la tía de Tomás Campero, confirmó que el nene está fuera de peligro en su casa de José León Suárez. En vez de disfrutar del mar, los últimos tres días había pasado por dos hospitales y mucho miedo. El domingo, el parente de la carpa de la playa le golpeó la cabeza y le hizo dos fracturas en zona occipital.

"Anoche estaba mareado por el viaje. Ahora tiene que hacer reposo dos meses hasta que se curen las fracturas"

La familia había llegado mientras armaban las carpas para elegir en cuál pasar el día. Se acomodaron a las 10.30 y a las 11.40 fue el accidente. En pocos minutos se trasladaron al hospital local, donde definieron que Tomás vaya a Mar de Ajó para una atención más específica. Después de 48 horas en observación, el chico pudo volver a su casa en el conurbano de Buenos Aires para empezar con su "vida tranquila" y recuperarse.

"Alrededor de la 10.30 ingresamos al balneario, en Av. Costanera y San Martín, junto al muelle. Cuando llegamos nos dicen que elijamos la carpa en la que queríamos estar, la que elegimos tenía uno de los tirantes de la estructura en el piso, como había unos chicos que estaban armando las carpas no nos sorprendió"

Mientras la mamá y la tía de Tomás se encargaban de cuidarlo, su abuela volvió al balneario a pedir la documentación del local y su seguro para accidentes. Según denunciaron en la comisaría de San Clemente, el encargado les dijo que no tienen seguro y que su habilitación es provisoria.La policía empezó la investigación y ya se hizo un primer peritaje en el lugar.

Fuente: TN.com.ar

Comentá y expresate