Elisa “Lilita” Carrió fue dada de alta este sábado al mediodía tras permanecer casi un día internada en el Sanatorio Belgrano de Mar del Plata. La líder de la Coalición Cívica había sufrido una descompensación el viernes por la tarde. “Estoy bien”, aseguró.

"Gracias a los médicos y personal del Sanatorio Belgrano por el cariño y la atención y especialmente al doctor Alejandro Dellacasa. Estoy bien y descansando", expresó en su cuenta de la red social Twitter. También agradeció “a todos los que se preocuparon”. “Los quiero mucho”, escribió.

Embed

Pasadas las 12.30 de este sábado, la ex diputada fue dada de alta luego que se le realizaran varios estudios en el centro asistencial marplatense donde estuvo en observación.

Carrió se retiró del sanatorio en un vehículo y luego de que se registraran algunos empujones entre los integrantes de su custodia y los trabajadores de prensa que montaban guardia en el lugar.

Embed

Horas antes de ser dada de alta, Carrió les pidió a sus seguidores, a través de un mensaje publicado en Twitter, que leyeran el Evangelio según San Lucas, donde se cita una parábola que Jesús pronunció en casa de fariseos: "Dios salva al mundo".

Por la mañana, el sanatorio Belgrano difundió un parte médico firmado por los facultativos Martín Forte y Julio César Tussedo, en el que se consignó que Carrió había sido "internada en el día de ayer por síntomas que, en función de los antecedentes previos y de estar alejada de su centro habitual, sugería la necesidad de monitoreo y control evolutivo".

Había llegado a la ciudad el jueves por la noche y tenía previstas una serie de actividades en el marco de la campaña que se desarrolla con vistas a las elecciones generales del 14 de noviembre.

Comentá y expresate