Elisa Carrió mostró su malestar con el ministro de Justicia, Germán Garavano, y señaló que lo quiere lejos del Gobierno. La diputada acusó al funcionario de manifestarse en contra de la detención de Cristina Fernández de Kirchner. Además, indicó que “perdió la confianza” en el Presidente.

Carrió le aseguró al diario Clarín que sabe que “un sector del Gobierno sostiene y opera para garantizarle la impunidad a Cristina Kirchner para que no le quiten los fueros y vaya presa. Y además yo sé quiénes y cómo trabajaron desde el poder para que Carlos Menem termine absuelto por el caso Armas. Es un escándalo”.

“No fundamos Cambiemos para que la República vuelva a sufrir la impunidad impulsada desde el poder. Noooo. No contará conmigo para hacer esas cosas”, dijo Carrió.

En la misma línea, Carrió agregó: “Le pido al Presidente que revea esta situación. Perdí la confianza. Mi decisión tomada. Si esto no cambia, a fin de año mi relación con Cambiemos se torna irreversible”. Esa “decisión”, dijo, deberá ser expresada por su partido, la Coalición Cívica.

Comentá y expresate