Un empresario de Tandil, vecino del Country Sierras de Tandil, fue infraccionado por las autoridades que verificaban el cumplimiento del aislamiento social preventivo obligatorio, al tratar de ingresar a la mucama escondida en el baúl de su auto, según contó el sitio Radio Tandil.

Según informó el medio local, el control se habría disparado como consecuencia de denuncias presentadas por los vecinos que habían sido testigos de la maniobra.

La trabajadora regresó a su hogar y fue trasladada por personal de la Seccional Primera.

El periodista de Diario Perfil, Ramón Indart, también se hizo eco de la noticia a la que calificó de "increíble".

Embed

Siempre según el relato de radiotandil.com, el descubrimiento de la maniobra se desencadenó como consecuencia de una denuncia recibida en la línea 101, alrededor de las 10 de la mañana de hoy, en plena vigencia de la medida de “aislamiento obligatorio” decretado por el Gobierno nacional para prevenir la propagación del Coronavirus

Como es costumbre, la vigilancia privada de los Barrios Cerrados, suelen revisar el baúl de las visitas, aunque no de los propietarios que viven en el mismo. Según se informó, el empresario habría aprovechado esa licencia con la que cuentan los propietarios, para ingresar a su empleada doméstica directamente dentro del baúl de su vehículo particular, en plena cuarentena.

Durante el procedimiento, los agentes que llevaron adelante el operativo, se comunicaron con la fiscalía de turno para certificar si correspondía su detención, aunque no llegó a concretarse.

Comentá y expresate