El Sindicato Obrero de Marítimos Unidos (SOMU) realizará este lunes una protesta en el acceso a las principales terminales del puerto local en el marco de un largo reclamo que tuvo su primer impacto en puertos del sur, con riesgo de pérdidas millonarias por dificultades para desembarcar capturas y su envío a plantas de procesamiento.

Damián Basaill, titular de la seccional local del gremio, aseguró que aquí la intención no es afectar el desembarco de materia prima que está a bordo de más de 20 buques que esperan en rada, en su mayoría con bodegas completas con calamar.

“Fuimos esenciales desde el primer momento en esta cuarentana y ahora nos quieren meter la mano en el bolsillo”, dijo el dirigente, y aclaró que no corresponde el comportamiento que con estos trabajadores está teniendo el empresario pesquero. “Los marineros ya perdimos mucho, no tenemos mucho más para que nos quiten”, afirmó a Ahora Mar del Plata.

La protesta incluirá concentración en el acceso a las terminales 2 y 3 del puerto local, donde instalarán una olla popular y tendrá epicentro este reclamo que está directamente relacionado con el cobro por su labor en alta mar. “Alguien tiene que sentarse a hablar, necesitamos una mesa de diálogo”, insistió quien es prosecretario del gremio local y quedó al frente por licencia de sus superiores.

Pedido del Consorcio

Frente a este anuncio de manifestación el Consorcio Portuario Regional Mar del Plata expresó su preocupación por el contexto en que se desarrollará. “Debe quedar claro que no es voluntad de este ente intervenir en el libre derecho a reclamar que tiene cada sector sino advertir que resulta imprescindible que se respeten y cumplan los protocolos sanitarios que rigen en la jurisdicción”, dijeron desde la administración que conduce Gabriel Felizia.

“Desde el 20 de marzo último, cuando el gobierno nacional decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO), se tomaron recaudos y se reforzaron medidas a efectos de garantizar las mejores condiciones de seguridad sanitarias para quienes prestan servicios en las distintas áreas del puerto local”, se remarcó desde allí.

La preocupación nace en dos manifestaciones que hubo la semana pasada, también en muelles. En ambas concentraciones no se respetaron condiciones de distancia social ni cuidados sanitarios.

protesta somu.jpg

El sector empresario acusó preocupación por las consecuencias de esta protesta. La Cámara Argentina de Armadores de Buques Pesqueros de Altura (CAABPA), Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera (AEPC) y Unión de Intereses Pesqueros Argentinos (UDIPA) y Cámara de Frigoríficos Exportadores de la Pesca (CAFREXPORT) manifestaron su inquietud “por las trabas operativas que sufre la actividad en puertos patagónicos en el marco de un conflicto ajeno a esas entidades”.

Citan el bloqueo que SOMU dispuso para la circulación de langostino fresco desde muelles de Chubut y Santa Cruz hacia las plantas de procesamiento. Esa medida afecta a flota marplatense que está trabjando en ese frente de costa.

“Nuevamente nos encontramos en una situación donde se violan los derechos de aquellos que quieren trabajar y de los que han asumido importantes inversiones para sostener el ritmo de trabajo”, manifestó el presidente de CAABPA, Diego García Luchetti.

Mariano González, gerente de Udipa, reconoció el derecho a reclamar pero “no dejar que se desarrolle la actividad con normalidad, afectando a trabajadores, tirando toneladas de alimentos no es la manera”.

“Deseamos que lo que se está viendo en el sur no se replique en Mar del Plata. La actividad pesquera no puede estar sujeta a la voluntad de unos pocos”, anticipó Sebastián Agliano, gerente de la AEPC.

Comentá y expresate