En Balcarce decidieron intensificar las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio tomadas por el gobierno nacional para evitar la propagación del coronavirus. El intendente municipal, Esteban Reino, anunció que desde este miércoles habrá un “toque de queda” para disminuir la circulación de gente en las calles.

Los negocios solo podrán abrir de 8 a 16. En ese momento sonará la sirena del cuartel de bomberos que indicará el cierre de esos establecimientos y la restricción para caminar por las calles.

El intendente explicó que tomó esta decisión ya que “una parte de la población no cumple con el aislamiento, preventivo y obligatorio”. Después de las 16 funcionarán farmacias, estaciones de servicio, delivery y salud privada en consultorios.

“Creemos que el mejor remedio que tenemos es la prevención y en eso vamos a ser implacables”, aseguró Reino, quien acordó con el presidente de Bomberos Voluntarios, Héctor Galella, para realizar un toque de sirena a las 16 cada día que obligará al cierre de todos los comercios

Además, detalló que en los ingresos a la ciudad, instalaron “un operativo de seguridad al tránsito tomando temperatura a los que llegan”. “Hicimos un control muy estricto de las personas que vinieron de países de riesgo”, consignó.

Comentá y expresate