La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios -Apyme-, a través de un comunicado, advirtió al presidente Mauricio Macri que “está muy lejos de satisfacer las necesidades urgentes del conjunto de las Pymes disponiendo beneficios para empresas exportadoras, es decir, menos del 1% de las unidades que aún subsisten”.

“El conjunto de las micro, pequeñas y medianas empresas está sufriendo junto con los trabajadores, las cooperativas y la economía social, las consecuencias de la actual política económica de alta inflación, tasas de interés de más del 60%, costos dolarizados, pérdida del poder adquisitivo del salario, caída del mercado interno y desprotección de la industria local y las producciones regionales”, indicaron desde la entidad.

En tal sentido, advirtieron que “este contexto llevó a que en el último año la mortandad de empresas haya crecido más del 1.000%. Es el peor registro desde la crisis de 2002”.

De acuerdo a lo expuesto por Apyme, según estudios comparativos entre las altas y bajas de los registros de Afip, 2018 arrojó un saldo neto de 10.322 empresas menos en Argentina, de las cuales el 96% son Pymes de hasta 50 trabajadores. De acuerdo con estos cálculos, se estima que cierran unas 40 empresas por día -sólo considerando la economía formal-. Entre enero de 2018 y enero de 2019 perdieron su empleo 139.191 trabajadores registrados. El mayor impacto fue para la industria manufacturera, seguida por el comercio y el transporte. Estos tres sectores concentran casi el 90 por ciento del total de empleos destruidos. Según Indec el uso de la capacidad instalada en la industria cayó en febrero al 58,5 por ciento -en promedio, hay sectores en que los niveles bajan mucho más.

“Lamentablemente, el Gobierno opta por ignorar esta realidad y realiza anuncios que no se condicen con la emergencia productiva y social que vive el país”, apuntaron desde la entidad. “Facilitar la operatoria de exportación para un puñado de firmas resulta una medida poco relevante en el marco de un proceso de profundización del ajuste fiscal y monetario pautado con el FMI, lo que traerá, como lo reconoce el mismo organismo en un informe, mayor recesión, mortandad de empresas y desempleo”, se quejaron desde Apyme.

Asimismo, señalaron que “en tanto, no todos los sectores pierden, ya que se siguen maximizando beneficios de empresas energéticas, el complejo agroexportador y el sector financiero especulativo”.

“Para apoyar realmente al conjunto de las Pymes y frenar la pérdida de puestos de trabajo es urgente reactivar la demanda en mercado interno, controlar a los formadores de precios, proteger la industria local y las economías regionales, restablecer el crédito productivo con tasas adecuadas para la formación de capital nacional en lugar de la especulación y fuga de divisas, retrotraer de modo segmentado los precios de las tarifas de servicios públicos, declarar una moratoria amplia de Afip para las Pymes, con suspensión de embargos y ejecuciones, entre otras medidas”, exigieron.

Finalmente, desde el sector, solicitaron a Macri, y sus funcionarios, que “consideren la realidad de todos los sectores productivos y que atiendan urgentemente el legítimo reclamo de quienes nos expresamos para salvar a las Pymes, el trabajo y la producción nacional, porque no hay desarrollo posible sin una vida digna para todos los argentinos”.

Comentá y expresate