Una explosión de ómicron. Eso proyecta el prestigioso Instituto Estatal de Sueros de Dinamarca, expertos en enfermedades infecciosas. Según la epidemióloga jefe de la institución, Tyra Grove Krause, la variante alcanzará su punto máximo a fines de enero y a principios de febrero, para luego dar paso a una disminución de contagios.De todas maneras, la experta espera que regresemos a la vida normal en los próximos dos meses.

“Yo creo que la tendremos [a la ómicron] en los próximos dos meses, y luego espero que la infección comience a disminuir”, dijo Krause en una entrevista en la estación Danish TV2, con respecto a la posibilidad de que la pandemia termine en las próximas semanas. También señaló que las autoridades danesas esperan que la amenaza del Covid-19 termine antes de marzo, y que las consultas médicas por ómicron vayan disminuyendo con el pasar de las semanas en el país, que ayer presentó una baja en la cantidad de contagios de coronavirus, alcanzando los 2800 nuevos casos según el portal Our World in Data.

Para la epidemióloga Tyra Grove Krause, ómicron puede convertirse en “la variante que nos ayude a salir de la pandemia”ya que existe la mitad de riesgo de hospitalización en el caso de infección, a diferencia de lo que ocurre con la variante delta.

Es por ello que los daneses apuestan por una baja en las muertes y cuadros más complejos de coronavirus en pacientes internados en establecimientos médicos. “En febrero veremos una disminución de la presión de las infecciones y una disminución de la presión sobre el sistema de atención médica” comenta en ese sentido Krause.

El Instituto Estatal de Sueros también liberó ayer su último estudio sobre ómicron, que confirma que existe una mayor transmisión entre personas no vacunadas y una transmisión reducida para quienes han recibido la dosis de refuerzo.Por otro lado, los científicos que realizaron el estudio creen que esta variante ya es predominante en varios lugares del mundo, por sobre delta.

De todas maneras la encargada del Instituto Estatal de Sueros, Grove Krause, es clara: “Ómicron está aquí para quedarse, y eso proporcionará una propagación masiva de la infección en el próximo mes. Cuando termine, estaremos en un mejor lugar que antes”. A pesar de la proyección esperanzadora, la experta también advierte que “tendremos que hacer un esfuerzo en enero, porque será difícil atravesarlo”.

Fuente: La Nación.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate