Primero fue Guernica, en el Gran Buenos Aires, donde cientos de familias se instalaron sobre tierras privadas y comenzaron la construcción de precarias viviendas con ánimo de instalarse de manera definitiva, decididos a encontrar allí el hogar propio en un contexto de escasez de recursos para acceder a un lote y materiales de construcción.

El otro extremo fue más reciente, a comienzos de esta semana, cuando una mujer encontró su casa de veraneo en Cariló ocupada por extraños -oriundos de Mar del Plata- que avanzaron mucho más allá del uso de la propiedad: lo pintaron de otro color, le incorporaron equipamiento y disfrutaron de todas sus instalaciones durante más de diez meses.

Las usurpaciones de inmuebles, sean lotes como casas en pie, se constituyeron en tema central de conflicto durante los últimos meses en Argentina y en particular la provincia de Buenos Aires. También en Mar del Plata, donde trascendieron algunos casos importantes de intentos de usurpación.

usurpación 2.jpg

De acuerdo a datos logrados por Ahora Mar del Plata de fuentes judiciales, en el distrito la cantidad de denuncias por usurpaciones de propiedad o turbación de la posesión está por debajo de los registros del año anterior.

De acuerdo a esta información oficial, durante todo 2019 se presentaron 960 reclamos en tribunales por parte de propietarios que dijeron haber sufrido el avance de intrusos en sus inmuebles.

El recorte de los primeros diez meses del año, que permiten un contraste con igual período de 2019, permiten confirmar que la cantidad de causas por estos delitos estuvo esta vez apenas por debajo.

usurpaciones.jpg

Fuentes del Ministerio Público Fiscal del Departamento Judicial Mar del Plata confirmaron que entre enero y octubre del año pasado los fiscales investigaron 827 casos de usurpaciones o turbación de posesión. En ese mismo lapso de este año la cifra fue de 803 investigaciones penales preparatorias.

Como ocurre con otras variantes delictivas, estas estadísticas son apenas un termómetro de la situación pero se da por hecho que la cantidad de hechos son superiores a las denuncias formalizadas en sede judicial. Varios de los damnificados han logrado evitar por sus propios medios que se instalen extraños en sus propiedades.

Durante los últimos meses se conocieron algunos casos que tomaron estado público por una intervención policial cuando los usurpadores fueron sorprendidos in fraganti, ya sea en instancia de demarcación de lotes que se quería apropiar o ya en instancia de cavar zanjas en procura de llenar cimientos de la casa proyectada.

Comentá y expresate