Luego de protagonizar un confuso episodio, Natacha Jaitt se encuentra en el Hospital Pirovano, donde se recupera luego de protagonizar un incidente con la Policía y a la espera de evaluación psiquiátrica, en calidad de detenida.

La mediática fue imputada por Atentado, Resistencia a la Autoridad y Lesiones con intervención de la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas Nro. 8 del Dr. Maximiliano Vence.

De acuerdo al certificado de actuaciones de la Policía de la Ciudad, en la que se cita a un testigo del hecho, Natacha Jaitt estaba en la comisaría 37 en el barrio de Villa Urquiza esposada sentada en una silla "sufriendo un desequilibrio emocional (...) Gritando en todo momento al personal policial la había agredido física y verbalmente". Según el escrito, la escena siguió con insultos y un escupitajo a un oficial.

¿Cómo había llegado a estar esposada en la comisaría? Según denunció Ulises Jaitt, hermano de la mediática, ella fue la víctima. "Mi hermana @NatachaJaitt fue víctima de una agresión de un policía, ella fue a denunciarlo. En la misma comisaría la agredieron y ella se trató de defender, la esposaron y quedó detenida", publicó en Twitter.

Luego, agregó: "Tiene un certificado para estar en reposo. Temo por la vida de mi hermana @NatachaJaitt. La quieren dejar detenida hasta mañana. Una locura". "Todo esto pasó en la comisaría 37", agregó, en referencia a la delegación ubicada en el barrio de Villa Urquiza.

Después sumó un nuevo mensaje: "La acaba de ver un médico a @NatachaJaitt y le inyectaron calmantes por los golpes recibidos de parte de policías hombres y mujeres de la comisaría 37 en un cuarto donde fui echado para que yo no vea nada. Ella gritaba del dolor de los golpes esposada. UNA LOCURA".

Ulises contó que el incidente comenzó cuando la Policia fue al domicilio de Natacha para notificarla de que se debía presentar a declarar por uno de sus conflictos judiciales. "Pero ella tiene un certificado de reposo", aseguró el conductor radial.

"La agarran del brazo. Y un policía la agrede. Entonces ella después va a hacer la denuncia por lo que pasó. Pero no la dejan salir. Se le abalanzaron otros policías. Ella ahí se defiende y termina en el Pirovano", relató, dando su versión de lo sucedido. Ahora, Natacha se encuentra esposada en el hospital, esperando la medida de la fiscal en el caso.

Pero el testigo que declaró en la comisaría asegura que Natacha se encontraba "sufriendo un desequilibrio emocional gritando en todo momento que el personal policial la había agredido física y verbalmente".

Y luego agrega que ella "escupió sobre el rostro de un personal policial". Además, según se informa el testigo comprobó que Natacha no "poseía lesiones visibles" antes de ser trasladada al hospital.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate