Marcos Peñatrajo un mensaje a Estados Unidos: el retroceso de la economía sólo es "temporal", el acuerdo con el FMI brindará una señal adicional de confianza para apuntalar la inversión y, contra los pronósticos, dijo la Argentina se encamina hacia una "mayor crecimiento".

Al cerrar una gira que por el Reino Unido y Estados Unidos, el jefe de Gabinete buscó enviar una fuerte señal de confianza al afirmar que el Gobierno prevé amasar el respaldo político necesario en el Congreso para aprobar el próximo presupuesto -que llevará el sello del ajuste acordado con el Fondo- y continuar impulsando su programa económico. Más aún: dijo que el tropezón que sufrió el país no impactará en las elecciones del año próximo.

"El cambio es mucho más profundo que la coyuntura económica", afirmó.

"Muchos incentivaban la idea de que estábamos en un colapso, en una súper crisis, y no ocurrió. Y eso ya de por sí genera una mayor expectativa positiva, porque ese mensaje negativo no se cumplió. Y de la misma manera creemos que se va cumplir el mensaje de mayor crecimiento", dijo, luego, en un encuentro con la prensa argentina, en el consulado de la Argentina en Nueva York. "Esto no es una crisis, es un desafío", definió.

"La Argentina es responsable de sus problemas y sus soluciones, y agradecemos la ayuda del FMI, así como el apoyo de los mercados para ayudarnos a alcanzar los resultados que necesitamos alcanzar", indicó.

Peña confío en que el acuerdo con el Fondo no trastocará los planes electorales para el año próximo, cuando se prevé que Mauricio Macri buscará la reelección. El mensaje de cambio, dijo, seguirá en el centro de la historia política. El peronismo intentará adoptarlo, anticipó. "Lo tratarán de hacer... no es el atributo que mas representa al peronismo", disparó.

Comentá y expresate