En un partido dramático, Peñarol le ganó a Quilmes 99 a 95 en el Polideportivo por el torneo Sùper 20 y se quedó con el primer clásico de la temporada. El duelo marplatense se definió en tiempo suplementario, donde el “Milrayitas” tuvo un mejor cierre de la mano del estadounidense Du’Vaughn Maxwell, determinante con 25 puntos y una volcada memorable con falta incluida en la pelota decisiva.

El inicio fue equilibrado. Ambos equipos encontraron gol perimetral. Quilmes con Mateo Bolivar y Lucas Ortiz. Peñarol con dos triples de Lucas Arn. Hasta que Sebastián Morales se cargó muy rápido con 3 faltas. Allí el “Milrayitas” aprovechó para hallar con mayor libertad a Maxwell (8 puntos). Los de Leo Gutiérrez mejoraron su defensa y los de Bianchelli forzaron situaciones y se repitieron en pérdidas (6). Así, Peñarol ganó el primer cuarto por 8 (22-14).

Peñarol prolongó la supremacía en el segundo segmento. No necesitó demasiado para ser más que Quilmes, excesivamente cargado de faltas y sin gol. Hasta se permitió 6 pérdidas en la primera mitad del cuarto. Pero fue tan flojo lo del “Cervecero” en ataque, que el “Milrayitas”, con Maxwell como arma de desequilibrio, llegó a sacar 16 puntos de ventaja (45-29). Sin embargo, un buen cierre del pibe Víctor Fernández le permitió a los de Bianchelli achicar (47-37).

Quilmes solidificó su defensa en la reanudación y tuvo un ataque más fluido. Bajó ostensiblemente las pérdidas, en el cinco contra cinco estuvo más lúcido y disfrutó de un buen pasaje de Morales para descontar (55-49). Y cuando parecía que Peñarol se reponía con Arn, el “Cervecero” cerró bien el cuarto y se mantuvo en juego de cara al último cuarto (65-57)

Con triples de Bolívar, Maciel y Fernández, Quilmes amenazó seriamente el liderazgo de Peñarol en el tanteador. Aún tras perder a Morales y Maciel por faltas cuando restaban largos 7 minutos. Maxwell, determinante, mantuvo a los de Leo Gutiérrez arriba. Sin embargo, un triple de Víctor Fernández acercó al “Tricolor” a falta de 1’20’’ (81-79). Y cuando Peñarol ya había perdido a Tintorelli y Alloatti por faltas, Bolívar estuvo certero e igualó en 81. Quilmes tuvo la última bola, pero Cantón falló el triple desde la esquina y el juego fue a suplementario.

La paridad se mantuvo en el tiempo extra. Peñarol no lo pudo quebrar a pesar de los triples de Lauría y Marcos. Quilmes, ya sin Cantón pero con un Vasirani titánico, le discutió siempre la delantera. Hasta que Maxwell , la figura del partido, coronó su noche. A falta de 6 segundos, encaró por el eje de cancha y la enterró con una volcada espectacular con falta incluida. El estadounidense falló el tiro libre adicional, pero Gorosterrazú tomó el rebote ofensivo y Barovero liquidó la historia desde la línea de libres. Otra vez, la moneda cayó para el lado de Peñarol, que se quedó con un clásico extraordinario.

PEÑAROL (99): Juan Ignacio Marcos 10, Bruno Barovero 13, Lucas Arn 20, Du´Vaughn Maxwell 25 y Damián Tintorelli 6 (FI). Lucas Gorosterrazú 0, Nicolás Lauria 15, Tomás Monacchi 0, Alejandro Alloatti 3, Joaquín Valinotti 7 y Juan Martín Fernández 0. Entrenador: Leonardo Gutiérrez.

QUILMES (95): Luciano Tantos 4, Mateo Bolívar 25, Lucas Ortiz 5, Sebastián Morales 10 y Omar Cantón 17 (FI). Victor Fernández 17, Francisco Arraiz 0, Maximiliano Maciel 3, Agustín Lecona 2, Lucas Nuñez 0 y Eduardo Vasirani 12. Entrenador: Javier Bianchelli.

Parciales: 22-14; 47-37; 65-57 y 81-81.

Árbitros: Pablo Estévez, Julio Dinamarca y Nicolás D'Anna.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate