La escalada militar de las últimas jornadas, que derivó en una invasión a Ucrania por parte de Rusia y conflictos armados en distintos puntos del país, incluyendo la capital, Kiev, condujo de manera inmediata a un desplome de las monedas nacionales de los dos países. La moneda de Rusia, el rublo, llegó a costar 87 unidades por dólar y la grivna, de Ucrania, se cambia a razón de 30 unidades por dólar.

Por estos motivos, muchos inversores, ahorristas y pequeños comerciantes buscan otros caminos para su dinero, y con las tendencias actuales, muchos aterrizaron en el mercado de las criptomonedas.

En Ucrania creció el comercio del mundo criptográfico, con un escenario complejo, con las caídas que experimentaron las divisas digitales, como el Bitcoin, por el inicio de la invasión rusa y por otros factores, como el aumento de tasas por parte de la FED de Estados Unidos. Uno de los principales exchanges de Ucrania, Kuna, triplicó su volumen de operaciones en cuestión de pocos días.

Ley cripto en Ucrania

En medio del conflicto con Rusia, el viceministro ucraniano, Mykhailo Fedorov, confirmó esta semana que Ucrania ya se encuentra entre los primeros cinco países del mundo en tener una ley cripto. "Esto legalizará a las criptomonedas. De esta manera, los ucranianos protegerán sus activos digitales de posibles fraudes y estafas", comunicó a través de Twitter.

Esta normativa "sobre activos virtuales", sancionada por el Parlamento del país, reconoce legalmente las criptomonedas y le permitirá a los bancos abrir cuentas para empresas en criptomonedas.

A comienzos de esta semana, justo en medio de la legalización de bitcoin en el país, el exchange registraba un volumen de operaciones inferior al millón de dólares. Ayer por la tarde, llegó a tocar los 4.1 millones.

Por otro lado, el Banco Nacional de Ucrania impuso ciertas medidas restrictivas sin previo aviso para limitar los retiros de grivnas a 100.000 UAH (aproximadamente USD 3.350) por día y también prohibió las compras y retiros transfronterizos de moneda extranjera. Esta serie de medidas también fueron un impulso para que muchos ucranianos se vuelquen rápidamente al mercado cripto.

image.png

El Gobierno de Rusia también había apurado los trámites para sacar una ley que regulara el uso de los activos digitales, con el fin de proteger sus propias finanzas frente a la parálisis económica que generaría la escalada militar.

En el este de Ucrania, los grupos separatistas y los voluntarios se financiaban a través de donaciones de criptomonedas. Según Elliptic, un proveedor de análisis de blockchain, "la guerra en Ucrania está siendo financiada colectivamente con criptomonedas".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate