Argentina derrotó 1-0 a Marruecos en Tánger y cerró con una sonrisa la última gira antes de la Copa América. Ángel Correa, a ocho minutos del final, maquilló la pobre producción con una jugada individual. El equipo nacional aún no encuentra un funcionamiento reconocible.

Embed

El viento resultó un factor fundamental en el partido. El local, a partir de su buen trato del balón, se hizo cargo de la iniciativa del encuentro, pero las combinaciones sufrieron interrupciones por las dificultades para el dominio del balón.

Mientras tanto, la acción más peligrosa de los dirigidos por Lionel Scaloni se dio a los 31 minutos, cuando Leandro Paredes ejecutó un tiro libre, desvió Lautaro Martínez y la pelota pasó cerca del arco defendido por Bounou.

En el segundo tiempo, a ocho minutos del final, Correa dibujó una jugada individual en la puerta del área y, con un remate cruzado, convirtió un impensado 1-0, teniendo en cuenta el desarrollo del encuentro.

Marruecos (0): Y. Bounou; Noussair Mazroui, Mehdi Benatia, Manuel da Costa, Achraf Hakimi; Mbark Boussoufa, Romain Saiss; El Ahmadi, S. Boufal, Y. Belhanda; y Khalid Boutaib. DT: Hervé Renard.

Ingresaron: Faiçal Fajr, Yousseff Bennasser, Yunis Abdelhamid, Mehdi Bourabia, Oussama Idrissi y Rachid Alioui.

Argentina (1): Esteban Andrada; Gonzalo Montiel, Germán Pezzella, Walter Kannemann, Marcos Acuña; Roberto Pereyra, Guido Rodríguez, Leandro Paredes, Rodrigo De Paul; Paulo Dybala y Lautaro Martínez. DT: Lionel Scaloni.

Ingresaron: Matías Suárez, Juan Musso, Giovani Lo Celso, Matías Zaracho, Iván Marcone y Ángel Correa.

Comentá y expresate