El gobierno municipal pidió "no tirar por la borda la situación epidemiológica" que se registra en Mar del Plata, donde los casos de coronavirus bajaron fuertemente en las últimas semanas.

La secretaria de Salud, Viviana Bernabei y el secretario de Educación, Sebastián Puglisi, pidieron prudencia y responsabilidad a los padres y alumnos de cara al comienzo de clases en las escuelas secundarias y al Último Primer Día (UPD), un ritual extendido entre los adolescentes que inician su último año de secundario.

"El mensaje es para los padres. Si como sociedad pudimos llegar hasta acá y tener menos de 100 casos de coronavirus por día, lo debemos cuidar. Seguimos en pandemia, tenemos que seguir con los cuidados y los protocolos. En una noche de fiesta no podemos tirar por la borda la situación epidemiológica que tenemos hoy", dijo Bernabei en una conferencia de prensa que brindó este miércoles en el CEMA junto a Puglisi.

Ayer, Mar del Plata registró la cifra más baja de contagios en casi tres meses: los 98 nuevos casos confirmados representan el número más bajo desde el 12 de diciembre, cuando hubo 87 infectados.

"Estamos en pandemia, este no es el año para festejar. Todo lo hecho hasta acá no queremos tirarlo por la borda. Desperdiciar el trabajo que hemos hecho sería una picardía", afirmó Puglisi. Y agregó: "Pedimos prudencia y que los directivos dialoguen con los estudiantes y los padres para generar conciencia".

El UPD es un festejo del primer día del último año de la secundaria. Los participantes llevan disfraces o remeras alusivas, banderas que identifican al curso, gorros, banderas, maquillaje artístico, bombos y elementos de pirotecnica como bengalas de colores. Los alumnos suelen utilizar sus redes sociales para reflejar los festejos.

Las celebraciones terminas en la puerta de la escuela o incluso en el patio de los colegios. Comienzan la noche anterior al inicio del ciclo lectivo, ya que los alumnos se proponen pasar la noche juntos, sin dormir. Se realiza en una casa donde se reúne todo el curso, y se prolonga durante la noche en plazas y parques cercanos a los colegios, hasta la hora de ingreso escolar.

Además de los problemas en el tránsito debido al corte de calles y avenidas, vecinos y docentes denuncian el consumo excesivo de alcohol entre los adolescentes

Comentá y expresate