Jorge Bustamante, el joven de 25 años que permanecía desaparecido desde el último miércoles en Tandil, fue hallado muerto este domingo, en un arroyo ubicado a 25 kilómetros de la ciudad bonaerense.

Bustamante era intensamente buscado por los investigadores, familiares y amigos. Tras el hallazgo de su auto, que se encontraba prendido fuego y con manchas de sangre en el baúl, este domingo se confirmó la peor noticia.

Según publicó el sitio Tandildiario.com, un pescador fue el que llamó al 911 para advertir que los restos estaban en el agua. De manera inmediata, las autoridades se acercaron hasta el lugar.

Al joven lo reconocieron por un anillo que tenía puesto con sus iniciales. Mientras los peritos trabajan en la escena, los familiares están haciendo el reconocimiento. Por el momento, las autoridades señalaron que tenía marcado un fuerte golpe en la cabeza.

Comentá y expresate