Una mujer de 29 años encontró una botella con un mensaje en su interior mientras juntaba basura en Bahía Creek, un balneario a 90 kilómetros de Viedma, en Río Negro, el fin de semana de Carnaval.

Había llegado con su novio y sus suegros desde Carmen de Patagones para pescar y agarró un cajón de los que se llevan los barcos pesqueros para levantar la basura que otros tiraron.

“Ayer por la mañana mientras juntaba basura en la playa tuve la emoción y el placer de encontrarme con este regalo del mar... A lo lejos era una botella más pero cuando la tuve en mis manos no puede imaginarlo. Algo único que solo he vivido en películas y cuentos piratas, un mensaje de un hombre pidiendo a quien la encuentre información, fecha y lugar...¡Miguel J Borges gracias! ¡Espero encontrarte!”, escribió en su cuenta de Facebook.

botella 1.JPG

El mensaje llegó a la destinataria 44 años después de que esa botella comenzara flotar el 7 de febrero de 1975. "Esta botella fue tirada al agua en el balneario Las Grutas, provincia de Río Negro, Argentina, el día 7 del 2 de 1975. Quien la recoja, le agradecería escribir informando lugar y fecha del hallazgo", escribió Miguel J. Borges junto a un número de teléfono y el dato de que era de El Palomar, provincia de Buenos Aires. Enrolló el papel y lo metió en la botella que luego arrojó al mar.

Como no pudo encontrarlo, la joven viralizó la nota en grupos de Facebook de vecinos de El Palomar y la administradora de uno de esos grupos le escribió avisándole que los Borges ya no vivían en ese barrio sino que se habían ido a Villa Urquiza y le pasó tres posibles teléfonos para contactarlo.

“Logré comunicarme con Mabel Ballestero, esposa de Miguel...ellos se encontraban separados desde hace tiempo y me contó que falleció hace unos 5 o 6 años. Asimismo, le dejé mi número de teléfono y dirección para que sus hijos (si algún día vienen para mi pueblo) puedan contactarse y entregarles la carta”, escribió al día siguiente en la red social.

Ballestero le contó “que viajaban mucho y que a Miguel le encantaba hacer "ese tipo de cosas" cual soñador”.

“¡Encontramos a Miguel, encontramos a su familia! ¡Gracias a todos y cada uno de ustedes por hacer de esta historia, algo tan maravilloso! Me queda un pequeño nudo de tristeza pero también mucha alegría y emoción por lo vivido en este tiempo!”, expresó.

Comentá y expresate