Un contador que se encontraba desaparecido fue encontrado muerto en una zona descampada y se aguardaba la operación de autopsia para determinar la mecánica de su fallecimiento, informaron fuentes judiciales y policiales.

Se trata de Gonzalo Calleja (29), cuyo cadáver fue reconocido por familiares en el lugar del hallazgo, un terreno descampado ubicado en las calles Báez y Montiel, de la ciudad de Paraná, Entre Ríos.

Voceros policiales y judiciales informaron que el cuerpo de Calleja fue encontrado en una zona con vegetación espesa, por un transeúnte que pasaba ocasionalmente por el lugar junto a una niña y que de inmediato dio aviso al teléfono de emergencias 911.

Tras ser alertados, efectivos policiales que realizaban rastrillajes en las inmediaciones se desplazaron al lugar y, tras corroborar la presencia de un cadáver, preservaron la zona.

Posteriormente arribaron los fiscales Santiago Alfieri y Mariano Badasoff, junto a miembros de la División Robos y Hurtos de la Dirección de Investigaciones de la Policía de Entre Ríos.

Tras el hallazgo del cuerpo, familiares del joven fueron convocados por los fiscales al lugar para proceder a la identificación, que finalmente fue positiva.

Fuentes policiales informaron que el cadáver fue trasladado a la Morgue Judicial de Paraná donde mañana se realizará la operación de autopsia que permita determinar la mecánica de la muerte de Callejas.

Es que, de acuerdo a los voceros, los forenses que trabajaron en la escena del hallazgo no pudieron establecer la causa del fallecimiento.

Asimismo, los fiscales indicaron que continúan con las líneas de investigación iniciadas esta madrugada, tendientes a esclarecer el hecho.

Calleja había sido visto con vida por última vez ayer, alrededor de las 17.30, en Paraná, mientras que su auto fue hallado poco después cerca de Escuela Hogar de esa ciudad, y fue sometido a peritajes por parte de los pesquisas.

Comentá y expresate