Para Enio García, jefe de asesores del Ministerio de Salud, Mar del Plata “no puede pensar en la temporada” mientras no baje los casos diarios de Covid-19. El funcionario manifestó su preocupación por el momento que atraviesa la ciudad, que en septiembre tuvo un promedio de 305 casos positivos por día.

"No es un capricho cuando decimos que hay que bajar los casos ahora para ir a una buena temporada. Hay que ponerlo en un contexto epidemiológico. Si queremos tener una buena temporada, hagamos las cosas bien ahora", sostuvo el funcionario, en un contexto en el que distintos rubros comerciales de la ciudad decidieron abrir sus puertas pese a las restricciones de la Fase 3.

"No es un capricho cuando decimos que hay que bajar los casos ahora para ir a una buena temporada. Hay que ponerlo en un contexto epidemiológico. Si queremos tener una buena temporada, hagamos las cosas bien ahora", sostuvo el funcionario, en un contexto en el que distintos rubros comerciales de la ciudad decidieron abrir sus puertas pese a las restricciones de la Fase 3.

En diálogo con Telediario, el funcionario expresó que “entendemos la necesidad de distintos sectores de la economía de retomar la actividad. Hay una necesidad, hay una demanda y la entendemos. El tema es que Mar del Plata y todos los municipios de la costa plantean el tema del turismo y el verano. Lo que estamos trabajando ahora con los intendentes es en bajar los casos para llegar al verano en una situación un poco más cómoda para que realmente tengamos lo más cercano posible a una buena temporada de verano”. Y agregó: “Para eso tenemos que actuar ahora y ese tipo de aperturas generan situaciones de mayor circulación, más concentración de personas y aumenta el riesgo y los contagios. Uno piensa: ‘¿El turista va a querer movilizarse a ciudades que no tienen controlada la situación o que tienen alto riesgo de contagio’?’. Nosotros hacemos las recomendaciones en este contexto, que es mundial. Después, si algunos sectores de la sociedad no acompañan, no vamos a entrar en ningún tipo de represión. La responsabilidad es de todos y el costo de esas decisiones lo vamos a pagar como sociedad”.

Enio Garcia.jpg

"Es muy clara la curva de Mar del Plata. Ahora es el peor momento en el interior, este es el momento de hacer el mayor esfuerzo. Mientras en el conurbano, la curva va bajando de manera lenta, en el interior es al revés, va subiendo cada día y Mar del Plata ya está en el podio de los 3 municipios con más casos. Hubo días con más casos que La Matanza, que tiene una población mucho más grande”, indicó García.

García reconoció que la crisis económica golpea a la ciudad. "La crisis económica está, no la discutimos. Pero hay que ver cómo se va llevando. Porque no podemos hacer de cuenta que no hay una pandemia y abrir todo. No hace falta ir muy lejos: hay que ver lo que pasó en Chile, en Ecuador, en Brasil. Si uno va por ese camino, va a tener la crisis económica y una crisis sanitaria muy fuerte", sostuvo.

Con respecto al sistema de fases, cuestionado por funcionarios locales, García remarcó que “las fases siempre se negocian con el municipio. El criterio epidemiológico no es nada fijo. En función de eso, se dialoga con los municipios y se resuelve. Otra cuestión que es importante marcar, es que fue un error en los países que hicieron la falsa dicotomía entre economía y cuestión sanitaria. Los que dijeron 'vamos a abrir porque nos estamos fundiendo', tuvieron el problema económico igual y se colapsó el sistema de salud, con gente que se moría en la calle y todas esas escenas feas que vimos en Italia y España".

Para pensar en la temporada, García se enfocó en dos cuestiones: "Una es bajar la cantidad de casos para llegar a la temporada con un nivel muy bajo de contagios. El riesgo de enfermarse está vinculado a la circulación del virus. Hoy por hoy, yo tengo más riesgo de enfermarme si voy a Mar del Plata que si sigo en Buenos Aires. Paralelamente, hay que trabajar con protocolos serios para ver cómo habilitamos las actividades, cómo hacemos para mantener el distanciamiento social. El riesgo va a estar, eso es insoslayable, entonces el trabajo que tenemos que hacer es disminuir el riesgo a través de la disminución de los casos y de la aplicación de protocolos".

En tal sentido, el funcionario bonaerense remarcó que "la población se tiene que seguir cuidando, con el barbijo, el lavado de manos, evitando las aglomeraciones. No nos queda otra, estamos en una situación histórica, totalmente nueva para nuestra generación. Vamos a tener que hacer un esfuerzo hasta que esté la vacuna".

Sobre las características de una posible temporada, García explicó que "en este verano es difícil que haya una apertura normal de turismo en cualquier lado. Los países que tuvieron apertura en el verano mostraron que fueron distintas, con protocolos, con menos gente. La situación económica también atenta contra el turismo. Es una situación inédita. Por eso digo: tratemos de hacer el mayor esfuerzo ahora para no empeorar las cosas en el verano. Lo que hagamos ahora va a tener un efecto en el futuro, eso es así".

Consultado sobre si Mar del Plata vive el pico de la pandemia, comentó que "por lo general, las enfermedades respiratorias no producen un solo pico. Para dar un ejemplo, en Argentina, la gripe suele tener dos picos por lo menos. Uno en el medio del invierno y otro en la salida del invierno, en el comienzo de la primavera. El coronavirus, por el ejemplo de Europa, tampoco funciona con un pico solo. En el conurbano llegamos a un pico y empezamos a bajar. Mar del Plata ya había tenido un pico y ahora tuvo otro. Esto va a depender de lo que hagamos ahora. Si bajamos la guardia y abrimos demasiados sectores y generamos aglomeración de personas, es probable que tengamos otro pico. Eso va a depender de las acciones que se tomen".

Por último, García se refirió a las posibilidades de ampliar el sistema sanitario de la ciudad, aunque puntualizó que “no hay mucho más margen” de robustecer las terapias intensivas. "Mar del Plata tuvo una ampliación en el hospital Modular, también trabajamos con las clínicas privadas. Estamos pensando en trabajos de promoción, con dispositivos como camiones sanitarios. Todo lo que el municipio y la región necesite para reforzar el sistema de salud, se va a poner a disposición. El tema de la terapia intensiva, que termina siendo el cuello de botella, es muy difícil de seguir ampliando. No hay mucho más margen. Dependerá de lo que hagamos como sociedad",concluyó.

Comentá y expresate