La llamada Ley 8 del Senado que generó fuertes controversias entró en vigencia la madrugada del miércoles después de que la Corte Suprema y una corte federal de apelaciones no se pronunciaran sobre solicitudes de emergencia pendientes presentadas por proveedores de servicios de aborto.

Las polémicas llegaron por la falta de intervención judicial para revisar la ley, lo que la hace entrar en vigor y que además, ésta contempla un período hábil para la interrupción muy corto, incluso cuando muchas mujeres no saben que están embarazadas, lo que la convierte en una de las más restrictivas.

Al menos otros 12 estados han promulgado prohibiciones sobre el aborto al principio del embarazo, pero se ha bloqueado la entrada en vigor de todas.

Qué dice la ley

Según la ley de Texas, el aborto está prohibido cuando se detecta un latido fetal, que a menudo es antes de que la mujer sepa que está embarazada y es alrededor de las seis semanas de gestación.

La ley tampoco cuenta con una excepción por violación o incesto, aunque sí existe una excepción por "emergencias médicas".

Lo particular en el caso de Texas es que no tiene a funcionarios responsables de hacer cumplir la ley.

La nueva ley, que fue firmada por el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, permite a los ciudadanos privados entablar demandas civiles contra cualquier persona que ayude a una persona embarazada que busca un aborto en violación de la prohibición.

Cualquier persona que demande con éxito a otra persona tendrá derecho a al menos $ 10,000.

Las reacciones contra la ley

Los proveedores de abortos que están pidiendo a la Corte Suprema que intervenga dijeron que la ley descartaría el 85% de los abortos en Texas y forzaría el cierre de muchas clínicas.

La inacción de la Corte Suprema provocó la reacción de los defensores del derecho al aborto. La Unión de Libertades Civiles de los Americanos (ACLU, por su sigla en inglés), publicó en Twitter que "el impacto será inmediato y devastador".

La asociación también señaló que "será especialmente duro para las mujeres negras, que sufren de manera desproporcionada la grave crisis de mortalidad materna en Texas y tienen 3 veces más probabilidades que las mujeres blancas de morir durante el embarazo o poco después del parto".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate