El miércoles pasado, el Gobierno nacional actualizó los precios de los 1300 productos que integran la lista del programa Precios Cuidados, que según indicaron será de una suba promedio del 2,2%. Para regular que el programa estatal se cumpla y lleve adelante con todos los requisitos necesarios, la Provincia de Buenos Aires cuenta con equipos de fiscalización que recorren hipermercados, mayoristas y minoritas del territorio bonaerense.

Se trata de varios equipos que pertenecen a la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) y del Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica. El objetivo es detectar maniobras de evasión tributaria, verificar el traslado de mercaderías y controlar el cumplimiento general de Precios Cuidados.

image.png

Las tareas de fiscalización se llevan a cabo en cadenas de supermercados y distribuidoras de La Plata, San Miguel, Vicente López, Tandil, Bahía Blanca, Mar del Plata, Martínez, Moreno, Chacabuco, Trenque Lauquen, Salto, Esteban Echeverría, Ezeiza, Ituzaingó, Munro, Moreno y General Rodríguez, entre otras localidades del interior, zona metropolitana bonaerense y también la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Desde Provincia detallan que "el foco está puesto en la fiscalización de los principales centros de distribución de las cadenas con el fin de observar si el traslado de mercaderías cumple con los requisitos legales exigidos y si cuenta con la correspondiente documentación de respaldo".

Del mismo modo, otra parte de los equipos de fiscalización de ARBA se enfocan específicamente en el control de la evasión y elusión tributaria, analizando, entre otras cuestiones, maniobras tales como sub-declaración o triangulación de ingresos o bien asignación de base imponible a actividades con alícuotas más bajas declaraciones juradas que las correspondientes. También notifican deudas entre quienes registran incumplimientos fiscales.

inflacion.jpg

En cuanto al trabajo conjunto entre ARBA y el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, “se trata de una labor articulada del gobierno provincial que apunta a verificar el cumplimiento de los acuerdos vigentes, analizar si hay productos faltantes en las góndolas y detectar posibles maniobras en la formación de precios”.

Las tareas de fiscalización de ARBA implican más de 200 agentes que se despliegan en distintos puntos del territorio bonaerense y realizan controles en sucursales de varias empresas.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate