En 2018, Omar Dufur tenía 80 años y un deseo profundo: convertir un basural a cielo abierto en Vértiz y Peralta Ramos en una plaza para que disfruten vecinos y vecinas del barrio. “Había escombros, alambres, piedras. Yo llené contenedores y empecé a poner banquitos, a ordenar”, le dice Omar a Telediario.

“Mi idea era que haya un lugar para pasarla bien, recrearse. Se me antojó hacer jardines, pintar las plantas y algo de cultura folclórica. Vienen varias agrupaciones. Como soy medio artesano, también hice una vaquita de San Antonio”, cuenta Omar.

En “El Patio de Omar” hay actividades culturales durante los sábados a la tarde y ahora busca sumar domingos de tango, cumbia y chamamé. “La vamos peleando, todo sale de mi jubilación. Hay vecinos que colaboran, pero no se le puede exigir a nadie. Es a voluntad”, aclara.

“Todos los días vengo a prender y a apagar la luz. Cada dos o tres días riego las plantas. Le hice una capilla a una virgencita que me regalaron, que es la virgen de los milagros”, señala Omar. “No sé qué es lo que me motiva. Es dejar algo para el barrio. Un amigo me dijo: el barrio tiene una placita. Es lo que yo quería”, confiesa.

“La placita es para todos y hay que cuidarla. El día que yo no esté, que se haga cargo algún vecino o colaborador”, cierra Omar mientras contempla su obra en la plazoleta “Pueblo Peralta Ramos”.

Comentá y expresate