La pandemia de coronavirus que afecta al mundo entero y golpea a Mar del Plata acumula historias de las más diversas. La de Nahuel Ferrer es una de ella.

Conocido en el ámbito artístico de la ciudad como "El Yasomago", Ferrer hace ocho años que trabajaba ininterrumpidamente en espectáculos, casamientos, cumpleaños, fiestas de 15 y bautismos.

El aislamiento obligatorio, decretado por el Gobierno nacional, lo privó de continuar con su carrera artística y decidió volver a la enfermería. “Tenía un as bajo la manga”, ironizó en diálogo con Ahora Mar del Plata.

Me recibí de enfermero hace 5 años pero nunca ejercí porque mi trabajo es con la magia”, contó. Ferrer estudió en la escuela de enfermería del Hospital Materno Infantil. “Me ofrecieron quedarme trabajando ahí pero no quería dejar mis shows”, afirmó.

Actualmente trabaja en un hogar de ancianos donde la situación es crítica. “Somos un equipo de 20 enfermeros pero sólo quedamos 5”, aseguró. Esto se debe a que algunos se contagiaron de coronavirus y otros pertenecen a los grupos de riesgo.

YAsomago 2.jpg

Estoy trabajando 16 horas por día. Con mis compañeros nos organizamos cada dos días las guardias. Es agotador”, señaló “El Yasomago”.

Según Ferrer, “la situación va a seguir empeorando porque “hay gente que no se lo toma en serio la pandemia”. En este sentido, vaticinó que “va a haber muchos casos más”.

“Hay que cumplir las normas y los protocolos. No podemos seguir tomándonos las cosas a la ligera. Los ciudadanos deben tomar conciencia para que la situación se revierta”, aseguró.

Otra situación que le preocupa mucho es el hecho de no poder ver a su hijo porque tiene miedo a contagiarlo. “Yo vivo con él pero ahora se está quedando con mi madre. Hace diez días que no los veo porque me da miedo lo que pueda llegar a pasar”, dijo.

“Esta situación es un poco rara para mí. Yo estoy acostumbrado a no tener horarios ni días fijo de trabajo. Ahora todo es distinto”, se refirió acerca de su nueva rutina diaria.

De todas formas, manifestó estar “orgulloso de poder colaborar con la sociedad en un momento tan difícil como el que estamos atravesando”.

YAsomago 1.jpg

Por último se refirió a la difícil situación que les toca vivir a todo el personal de salud de la ciudad. “Estamos pasando por un momento muy difícil. Como te dije antes, cada día tenemos un compañero menos en la guardia y no tenemos descansos”, relató.

El virus se propaga muy rápido y no estamos preparados para tanto. Por eso necesitamos de la ayuda de todos para poder salir adelante”, finalizó.

yaso nahuel.jpeg

Comentá y expresate