Nicolás Gualco, un actor marplatense que trabajó en la exitosa serie El Marginal, está acusado de "entregar" a un amigo al que le robaron 25 mil dólares en julio de este año. La Justicia de Garantías pidió su detención en las últimas horas, mientras que su abogado solicitó la eximición de prisión.

A Gualco, quien en la serie realizó el papel de "Raviolito", lo acusan de "entregar" a Germán Goransky, al oficiar como intermediario para un cambio de divisas. Tras encontrarse con Goransky y recibir los dólares para cambiar, Gualco sufrió un asalto a mano armada por parte de un individuo que se llevó el dinero.

Con el correr de los meses, los investigadores llegaron a la conclusión de que el autor material del asalto es Kevin Saborido, mientras que Gualco simuló haber sido víctima de un robo. Para llegar a esa conclusión se apoyaron en distintos elementos, como varios mensajes enviados entre Gualco y Saborido.

Martín Bernat, abogado de Gualco, explicó a Ahora Mar del Plata que su cliente "no se presentó, lo que no quiere decir que este prófugo. Cuando él se entera ayer que allanan el domicilio y hay un pedido de detención, me contrata a mí. Nos presentamos en la causa y presentamos la eximición de prisión".

"No hay peligro de fuga ni entorpecimiento. Además, el delito investigado permite que la persona esté en libertad por la pena que tiene . Además estoy discutiendo que no hay prueba suficiente para imputarlo por el delito de robo", indicó.

A su vez, Bernat contó la versión de Gualco y explicó que "Goransky quería cambiar dólares y Gualco hace de intermediario. En la operación interviene otra persona, de nombre Alberto. Evidentemente ese Alberto nunca existió sino que se hizo pasar por Alberto y es Saborido, que está acreditado que es el que comete el robo". Y agregó: "El fiscal, por unos pequeños indicios, entiende que Gualco no fue víctima si no que se hizo pasar por robado. Pero no hay elementos para decir eso".

"Se confunden porque en el medio de la causa se enteran que Saborido es amigo de Gualco. La realidad Gualco es una víctima más y que Saborido le tendió una trampa", señaló Bernat.

Tras el pedido de detención de Gualco y Saborido, tras el pedido del fiscal Juan Pablo Lódola y la Justicia de Garantías ordenó el allanamiento de las viviendas de los acusados sin poder dar con el paradero de Saborido ni de Gualco. En tal sentido, se activó la orden de captura para ambos.

Comentá y expresate