La autopsia de Agustina Imvinkelried, la adolescente de 17 años que fue asesinada cuando salió de un boliche de la localidad santafesina de Esperanza, reveló que la víctima intentó defenderse antes del crimen. Según los resultados del estudio, tenía marcas en las manos y los brazos que constatarían esta hipótesis. A su vez, confirmaron que no fue violada y que el femicida la asfixió con las manos.

El Cuerpo Médico Forense de Santa Fe, que ya pidió estudios complementarios, registró que la joven tenía "muy dañada" la cara, ya que el asesino la golpeó con mucha fuerza, sobre todo en los ojos.

A su vez, en los resultados detallaron que Agustina fue semienterrada con vida y que agonizó: encontraron tierra en los pulmones. Con respecto a este punto, detallaron que estaba semidesnuda y con la ropa corrida.

El principal sospechoso del femicidio, Pablo Trionfini, habría estado en dos oportunidades en la escena del crimen, un descampado a 300 metros del boliche en donde vieron por última vez a la adolescente. Primero, en el momento en el que asesinó a la víctima. Y después, cuando intentó enterrar el cuerpo.

El cuerpo de Agustina Imvinkelried, de 17 años, apareció tapado por ramas en las afueras de la localidad santafesina de Esperanza, ubicada a 40 kilómetros de la capital provincial. A la adolescente se la buscaba desde el domingo, cuando salió de un boliche luego de ser vista con un hombre que más tarde fue hallado ahorcado.

En su último posteo de Facebook, Trionfini anunció el compromiso con su novia.Publicó la noticia este domingo, luego del crimen de Agustina, y horas antes de suicidarse.

El cuerpo de la adolescente fue hallado pasadas las 10 de este lunes a unos 200 metros del boliche Teos, donde la joven Agustina fue vista por última vez, situado a la altura del kilómetro 65 de la ruta 6.

Según contó un tío de la joven, la noche del sábado la adolescente fue a bailar con amigas como solía hacer los fines de semana y cerca de las 5.50 salió del boliche y permaneció entre 15 y 20 minutos en la puerta, según se constató mediante las cámaras de seguridad del local.

El padre de Agustina, Daniel, agregó que su hija antes de desaparecer llamó a un amigo de la familia para que la fuera a buscar, aunque cuando éste llegó ya no estaba.

Al no tener noticias de la joven, sus padres realizaron la denuncia ante la policía de Esperanza, que comenzó a trabajar en el caso.

A raíz de averiguaciones, los investigadores determinaron que Agustina fue vista cuando hablaba con un hombre de 39 años, que estaba a bordo de un auto y, que según el tío, vive enfrente de la casa de la amiga de la adolescente con la que fue a bailar.

Por tal motivo, por orden de la fiscal de Esperanza que interviene en la causa, María Laura Urquiza, allanaron el domicilio del hombre, situado a unas 15 cuadras del boliche, sobre a calle Vélez Sarsfield, donde lo hallaron ahorcado.

Comentá y expresate