Tras la escandalosa eliminación por penales ante Mineiro por 3 a 1 y luego de otro gol mal anulado a Boca, en la zona de vestuarios se registraron serios incidentes entre el plantel argentino, la seguridad privada y el presidente del Atlético. La policía arrojó gases en los pasillos.

Comentá y expresate