Dos internos de la cárcel de Batán fueron notificados de una nueva causa por un caso de pornoextorsión denunciado recientemente en la Sub DDI de Balcarce.

Un hombre de 36 años denunció el lunes pasado un caso de extorsión donde lo amenazaban con la divulgación de fotos íntimas que envió a una mujer que lo contactó por el messenger de Facebook y luego de intercambiar el material erótico desapareció. Al poco tiempo comenzaron las intimidaciones.

En la denuncia, la víctima contó que empezó a recibir mensajes por Whatsapp de un número desconocido de una persona que se presentó como un policía que tenía en su poder sus fotos y le reclamaba 30 mil pesos para que no avance una causa de grooming -acoso sexual virtual- ni se divulgue el material por redes sociales.

Los investigadores siguieron el rastro del teléfono donde se enviaron las amenazas y la señal los llevó al corazón de la cárcel de Batán. Allí realizaron allanamientos en las últimas horas que se concentraron en la celda 1 del pabellón "G" donde secuestraron celulares, tarjetas SIM y anotaciones vinculadas a los delitos.

En dicha celda localizaron a dos jóvenes, de 18 y 24 años, que fueron notificados de una nueva causa por extorsión.

En el hecho intervino el fiscal Rodolfo Moure, titular de la UFI de Balcarce.

Comentá y expresate