Después de vivir una situación de abuso a bordo de la línea 573, Melanie volvió a encontrarse con la persona que la había manoseado y pudo sacarle una foto."Me insistió en que suba primero y le dije que no, que era un enfermo y que no me olvidaba de él", contó la joven a Ahora Mar del Plata.

"Era el 26 de septiembre, volvía del colectivo a las 20.15, escuchando música como siempre y de repente sentí algo raro en el asiento. Cuando miré era una mano, entre la ventana y donde empieza el asiento, tocándome la cola", recordó Melanie, quien contó a este diario digital que se dio vuelta, le dijo "hijo de puta" al hombre -que subió después de ella- y se cambió de lugar "a uno de los asientos de dos". "A las dos paradas, él se bajó", agregó.

colectivo 1.png
<p>Entre la ventanilla y el asiento el degenerado pasó su mano para tocar la cola de la joven.</p>

Entre la ventanilla y el asiento el degenerado pasó su mano para tocar la cola de la joven.

El viernes pasado cuando la joven llegó a la parada de Av. Independencia y Morenolo reconoció al instante y quiso que suba primero al 573, pero ante su insistencia en dejarla pasar estalló y le dijo: "sos un enfermo". Ella se quedó cerca del chofer y el hombre se dirigió a la parte de atrás del colectivo. Se bajó cuando dio la vuelta en Av. Luro.

colectivo

Melanie pudo sacarle una foto a la persona que la había manoseado y la imagen del hombre se viralizó. Así muchas mujeres contaron episodios similares en otros colectivos.

Según contaron algunas de las víctimas a este medio, el hombre es de una estatura media, usa lentes, siempre lleva una mochila negra y a veces usa un gorro azul.

Rápidamente otras mujeres se hicieron eco del testimonio y contaron que habían sufrido de eventos similares en las líneas 531 y 511.

Comentá y expresate