Minutos antes de que comenzara el juicio contra uno de los policías por la violación, tortura y el asesinato de Natalia Melmann, el padre de la joven, Gustavo, hizo un pedido a los jueces del Tribunal Oral N° 4 de Mar del Plata: "Escuchen los gritos de Natalia cuando suplicaba, en esas cuatros horas, que dejaran de torturarla".

Fue un día durísimo para el matrimonio Melmann. Ambos declararon y debieron reconstruir las horas desde la desaparición de su hija hasta el hallazgo de su cuerpo en el vivero dunícola del balneario, en un lugar que la Policía ya había rastrillado.

El imputado es el sargento Ricardo Panadero, un hombre que no había recibido pena alguna en el proceso en el que fueron condenados sus compañeros Oscar Echenique, Ricardo Anselmini y Ricardo Suárez. Panadero había sido sobreseído antes de la elevación a juicio, pero la Suprema Corte bonaerense dejó sin efecto aquel sobreseimiento en 2014 y ahora, tras marchas y contramarchas judiciales, con nueva prueba recolectada por la fiscal Ana Caro, debe responder por los delitos de “privación ilegítima de la libertad agravada por el uso de violencia, abuso sexual agravado y homicidio agravado”.

HJpkB-9kQ_720x0__1.jpg

Sus ex colegas recibieron perpetua (aunque hoy gozan de salidas transitorias), la misma condena que los papás de Natalia esperan que ahora dicten los jueces Manuel Sueyro, Fabián Riquert y Alfredo Deleonardis. “Panadero debería haber sido juzgado desde el principio, participó del crimen, hay un ADN en el cuerpo de mi nena por lo que esperamos que los jueces condenen”, dijo Melmann.

La fiscal volvió hacer pericias de ADN y la probabilidad de que sea suyo un vello pubiano que apareció en el cuerpo de la víctima “aumentó respecto de la pericia que había antes del sobreseimiento”, explicó.

Distintas organizaciones acompañaron al matrimonio a Tribunales, pero no llegaron a la sala: un cordón de la Infantería las frenó. “Natalia presente, Justicia ausente”, protestaron.

Laura Calampuca, mamá de la Natalia, volvió a cuestionar las salidas de prisión de los policías ya condenados. “Van a volver a hacer lo mismo”, dijo. “Y eso a mí me aterra”.

Comentá y expresate