Un acuerdo alcanzado entre autoridades de la firma Eskabe y directivos locales de la Unión Obrera Metalúrgica garantiza que la empresa no realizará despidos por los próximos seis meses, establece condiciones para el pago demorado de haberes correspondientes a agosto y suspensiones solo durante el mes en curso.

El documento deja constancia que cada empleado trabajará una semana y la siguiente será suspendido, lo que garantiza una presencia permanente de al menos 50 operarios dentro de la planta.

Esta nueva crisis de la empresa marplatense que fabrica equipos de calefacción se da en medio de la difícil coyuntura económica derivada del resultado de las últimas elecciones primarias. “A diferencia de la crisis anterior, cuando el problema era la baja de ventas, ahora se había encaminado la situación pero a consecuencia de la suba del dólar las empresas proveedoras dejaron de entregar material”, explicó José Luis Rocha , secretario de la seccional marplatense de UOM.

"A consecuencia de la suba del dólar las empresas proveedoras dejaron de entregar material", explicó José Luis Rocha

En el contenido del acuerdo se deja establecido que los empleados no deberán preocuparse por cesantías, al menos hasta marzo. Los salarios de agosto se terminarán de pagar el próximo viernes, saldo que corresponde al 40% del total mensual.

El gremialista confirmó que las dificultades actuales aparecieron porque la empresa no logra hacerse de todos los insumos para el armado de los equipos. Las proveedoras dejaron de entregar mercadería y frente a esa situación la producción se detiene. “Es una situación directamente derivada de la devaluación y la suba del dólar post PASO”, dijo.

Admitió que entre el personal se vivieron días de mucha tensión en estas últimas semanas y que el acuerdo firmado con la empresa trajo algo de tranquilidad. Destacó la buena voluntad de las partes y este acuerdo para “mantener la paz”.

Comentá y expresate