España venció 1 a 0 a Irán en Kazán y obtuvo los tres puntos para sus aspiraciones de pasar a la siguiente fase, tras el empate inicial contra Portugal (3 a 3). El gol de este miércoles lo convirtió Diego Costa, quien suma tres tantos y se acomoda en la tabla de posiciones.

En el primer tiempo España impuso su juego y se adueñó de la pelota, pero lejos de contar con la profundidad que supo hallar en el debut ante Portugal. Durante todo el partido, le costó generar situaciones de gol. Más allá del movimiento de los mediocampiostas centrales y el adelantamiento de líneas, los europeos no pudieron destruir el esquema defensivo del rival.

Irán, que en su debut venció 1-0 a Marruecos, hizo un buen primer tiempo y ordenado atrás supo resistir las embestidas, a la espera de un contragolpe que jamás llegó.

De tanto insistir, los de Hierro consiguieron el gol. Diego Costa aguantó la marca, giró en el área y ante el rechazo de una de sus marcas la pelota le pegó en la rodilla y se metió en el arco.

Embed

Cinco minutos después, Irán celebró el empate tras una pelota parada. Pero el juez de línea y la posterior revisión en el VAR anularon la acción por una posición adelantada.

El encuentro terminó en un 1 a 0, que le permite respirar a España, porque que con un empate ante Marruecos en la última fecha clasificará a octavos de final. Por su parte, Irán deberá ganarle a Portugal para pasar de fase. El Grupo B se definirá el próximo lunes.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate