miércoles 30 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Aparecieron fotos retro de Ricardo Fort en un boliche

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Ya pasaron más de seis años de su muerte, pero Ricardo Fort sigue presente entre sus fanáticos. La huella que dejó en la farándula argentina con su impronta, su extravagancia y su trágica y temprana muerte hacen que cada vez que su recuerdo reaparece en las redes sea tendencia nacional.

En las últimas horas, el nombre del chocolatero pasó a ser uno de los temas más hablados en Twitter por la publicación de imágenes retro de él en un boliche, que tienen más de 25 años, pero recién ahora salen a la luz.

Desde la cuenta @arg_beauty dieron a conocer imágenes inéditas del “Comandante” disfrutando de una noche con amigos en The Probe, en 1993.

Embed

Con un aspecto muy distinto con el que saltó a la fama -bastante tiempo antes de todas sus operaciones-, usando un jean y una musculosa negra bien ajustada, el ex jurado del “Bailando por un sueño” aparece en una de las postales con un trago en una mano y una pandereta en la otra, mientras que en las otras está rodeado de otras personas.

Aunque siempre tuvo el anhelo de ser famoso -cosa que le valió varias peleas con su padre, Felipe Fort- su debut en los medios le llegó tarde y pudo disfrutarlo apenas algunos años.

A pesar de haber cumplido su mayor anhelo, la salud le jugó una mala pasada producto de sus múltiples operaciones. En el último tiempo en la TV se lo vio con bastón o sillas de ruedas, hasta que finalmente el 25 de noviembre de 2013 murió a los 45 años.

En el recuerdo popular quedaron sus extravagantes apariciones, sus viajes a Miami y frases como “¡Basta chicos!” y “¡Mamá, cortaste toda la lozzz!” y hasta podría hacerse una película de su vida, idea que arrojó el cineasta Ariel Winograd.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar