jueves 1 de diciembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Festival de Cine

Santiago Loza: "El silencio puede ser algo violento en cine pero a mí me interesa habitarlo"

El escritor y cineasta, que presentó su película "Amigas en un camino de campo" en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, reflexionó sobre el vuelo poético de su última creación, un elogio al silencio, la lentitud y la calma.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Por Federico Bruno

El escritor, dramaturgo y cineasta Santiago Loza presentó su película "Amigas en un camino de campo" en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, donde formó parte de la competencia latinoamericana y obtuvo uno de los Premios Independientes que otorgan 23 asociaciones y organismos de la industria cinematográfica.

El director desovilla con paciencia un reencuentro entre viejas amigas, que se disponen a caminar para recordar a otra que murió mientras buscan un meteorito, visitan un cementerio, liman asperezas del pasado, y planifican viajes y cabalgatas, en un ambiente de sierras, viento y cantos de pájaros.

Las protagonistas Eva Bianco, Anabella Bacigalupo, Jazmín Carballo y Carolina Saade leen poemas de Roberta Iannamico, vecina de Villa Ventana donde se hizo el rodaje, y reavivan una discusión literaria: "¿Es mejor conocer a la persona que escribe lo que nos gusta o conocer el lugar que la inspira?".

Un meteorito cae en medio de las sierras. Y como, según dicen, no pasan muchas cosas en ese pequeño pueblo, ir en su búsqueda se vuelve la excusa para el encuentro entre dos amigas de toda la vida, que atraviesan el campo acompañadas por la sombra de una tercera que murió y por los recuerdos, los rencores, las preguntas, las risas y el amor que las atraviesan. Casi en espejo, la hija de una de ellas, que emigró a la ciudad y ha vuelto de visita, intenta dirimir sus propias inquietudes. En diálogo con la poesía de Roberta Iannamico, cuya belleza late en el corazón de la película, Santiago Loza construye un pequeño refugio cinematográfico para cobijar el misterio de lo cotidiano. El paisaje invernal y la música de Santiago Motorizado son el marco para la mejor definición de la amistad: una amiga es alguien con quien podemos compartir el camino en silencio sin que se vuelva incómodo.

Amigas en un camino de campo - Tráiler

"Hice una película sobre amigas donde las actrices principales son amigas mías y trabajé con otros amigos. Está construida en base a eso, a vínculos que tengo y trabajar con gente cercana. Filmamos en Sierra de la Ventana y eso nos generó cierta sensación de intimidad", expresó el director que presentó sus películas en festivales nacionales e internacionales como el de Cannes, Locarno, Berlín, San Sebastián y Londres.

En diálogo con Ahora Mar del Plata, Loza definió que "la película narra cierta despedida de amistad", y valoró la presencia del silencio y la calma.

"El silencio puede ser algo violento en cine o difícil de tolerar pero a mí me interesa habitarlo. Invita a cierta quietud y lentitud; las protagonistas hablan de la importancia de estar en silencio con otros. Ellas caen, entran y habitan esos silencios", sostuvo el realizador y agregó que "está el silencio y el viento colándose todo el tiempo".

Cabe resaltar que el 80% fue rodado en exteriores y coincidió con la pandemia de coronavirus, lo cual también otorgó una dosis de libertad y liberación.

Sobre las citas a Iannamico, donde además de leer sus poemas se muestran portadas de sus libros, aclaró que "tuve que preguntarle si quería que estuviesen los libros reales y me dijo que haga libretitas, que es algo que ella usa mucho para tomar notas del paisaje, así que hay solo una portada 'real' y el resto son cuadernos que hicimos".

Seis películas que cambiaron la vida de Santiago Loza

—¿Hubo una película o especialmente una que haya influido en tu decisión de convertirte en escritor y cineasta?

—Se me vienen desde "E. T., el extraterrestre", de Steven Spielberg, hasta "Stalker: la zona", de Andréi Tarkovski, o "Alicia en las ciudades" , de Wim Wenders. Todas me provocaron asombro y me dieron muchas ganas de hacer cosas.

—¿Cuál fue la primera película que viste?

—"Bernardo y Bianca", una de unos ratoncitos de Disney.

—Y una película que te puso furioso.

—No sé si furioso, pero me impactó muchísimo lo último de Cronenberg, "Crímenes del futuro". La vi y me quedé rarísimo.

—¿Qué es lo mejor que te puede pasar con una película?

—Que capture mi atención y mi emoción, eso no me está pasando últimamente con el cine y me está costando concentrarme. Lo que espero es ser arrebatado por una película, ser cooptado emocionalmente por eso y no poder salir.

—¿Cuál fue la última que generó eso?

—Una película documental que vi en el BAFICI, que se llama "Camuflaje" y la dirigió Jonathan Perel.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar