La situación fue insólita. Un hombre de 50 años se detuvo en un semáforo de la avenida Luro y, al mirar para el costado, se sorprendió al ver el auto que le habían robado a su padre (70), de la trotadora de su casa, apenas dos días atrás.

Cuando cortó el semáforo, el hombre comenzó a seguir al Volkswagen. Al llegar a la plaza de 14 de Julio y Falucho, observó que efectivos policiales auxiliaban a una mujer y los advirtió de la situación.

Inmediatamente, los policías comenzaron a perseguir al vehículo e informaron por frecuencia para que puedan interceptar al auto mediante un operativo. Finalmente, personal de la Comisaría Novena logró interrumpirle el paso en Alberti y Güemes y aprehendió al conductor del Volkswagen robado.

En el caso intervino el fiscal de Flagrancia Eduardo Amavet, quien tituló la causa como "Encubrimiento" y dispuso el traslado del acusado, de 31 años, a la unidad penal 44 de Batán.

Comentá y expresate