Agüero puso punto final a su carrera. Se esperaba, pero no era una certeza. Por lo menos para el público, porque puertas adentro, entre médicos, entrenadores y el propio Kun, la idea era prácticamente una realidad. De hecho, el ex Manchester City señaló hoy que la decisión ya estaba tomada hace una semana, casi diez días. Hace 46 días una molestia en el pecho le impidió seguir el partido que su equipo empató con el Alavés 1 a 1. Era una arritmia cardíaca, y el principio del final de su enorme trayectoria como jugador de fútbol.

Muchas personas e instituciones del mundo de la pelota se hicieron presente a través de mensajes, no solo por privado sino también de manera pública. Es que Agüero deja una huella en el fútbol no solo por su técnica, sus goles y sus virtudes dentro de una cancha, sino por su carisma, su simpatía y su humor. Quien no podía faltar en esos saludos era el Club Atlético Independiente, que le dedicó unas palabras a través de su cuenta de Twitter. El Rojo fue su casa, el club que lo vio nacer, donde el delantero dio sus primeros pasos (y asombró a los primeros hinchas), desde su debut en 2003, un cinco de julio, convirtiéndose en el futbolista más joven en debutar en la Primera División de la liga nacional. El DT era Oscar Ruggeri.

"De Independiente al mundo. Para toda la vida. Gracias por el fútbol, @aguerosergiokun. Te queremos mucho y esta siempre va a ser tu casa", escribó CAI en un tweet, acompañado de un collage de fotos de su 10 en distintos momentos con la camiseta del Rojo y la de Argentina. En el centro de la imagen, el pequeño Sergio Leonel sentado sobre un banco de madera.

Embed

El mensaje de cariño no fue lo único de Independiente para el Kun Agüero. También se acordó del que fuera, probablemente, uno de los goles más espectaculares de un clásico de Avellaneda. Ese que el propio Kun rememoró como uno de los goles "más lindos" de su carrera.

https://twitter.com/Independiente/status/1471083376618745856

Aquel sprint, desde mitad de cancha, con quiebres de cintura tan característicos como envidiables, que sacaron a pasear a uno, a dos, a tres, a cuatro y a cinco jugadores de Racing, para definir sobre el palo izquierdo de Gustavo Campagnuolo. Fue el 11 de septiembre de 2005, por la sexta fecha del Torneo Apertura, e Independiente terminó vapuleando a la Academia por 4 a 0.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate