El Gobierno de Estados Unidos está en proceso de creación de una unidad especializada de lucha contra el terrorismo doméstico. En palabras del subsecretario de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia, Matthew Olsen, esta medida es para hacerle frente a "una amenaza elevada de extremistas violentos".

Olsen dijo ante los legisladores de Estados Unidos que esta amenaza es representada por las personas que "buscan cometer actos delictivos violentos" al interior de la nación norteamericana, con el objetivo de "promover objetivos sociales o políticos"

Asalto al Capitolio de los Estados Unidos

Olsen realizó estas declaraciones cinco días después de que se cumpliera un año del asalto al Capitolio de los Estados Unidos en la capital del país, Washington D.C., cuando partidarios del entonces presidente republicano, Donald Trump, protagonizaron una serie de disturbios e irrumpieron en el edificio para evitar el traspaso de mando al actual presidente Joe Biden el 6 de enero de 2021. Aquella violenta jornada dejó 4 fallecidos y 14 oficiales de seguridad heridos.

Además, Olsen recordó a las autoridades que más de 725 personas fueron arrestadas e imputadas por su participación en el asalto al Capitolio de los Estados Unidos.

"Hemos visto una creciente amenaza de aquellos que están motivados por animosidad racial, así como de aquellos que se adhieren a ideologías extremistas antigubernamentales y contra las autoridades", agregó el funcionario ante el Comité Judicial del Senado.

En adición para sus argumentos, Olsen dijo que el FBI duplicó el número de investigaciones sobre presuntos extremistas violentos desde la primavera del 2020. Por eso el subsecretario explicó que el Departamento de Justicia combate el terrorismo internacional, pero también "utiliza todas las herramientas legales en nuestro arsenal para prevenir, interrumpir y enjuiciar actos de terrorismo doméstico".

Comentá y expresate