Las tensiones geopolíticas continúan acrecentándose en medio de la guerra que Rusia lleva adelante en Ucrania. Como ya es recurrente, Rusia advirtió sobre sus posibles acciones frente a la participación de terceros en el conflicto. Lo que sucede es que el pasado martes Estados Unidos anunció que enviará sistemas avanzados de misiles a Ucrania para que las fuerzas de Zelenski las utilicen contra la avanzada rusa.

Se trata del sistema Himars (High Mobility Artillery Rocket System, traducido como "Sistema de cohetes de artillería de alta movilidad"), una unidad móvil que puede lanzar múltiples misiles de precisión guiados. Ucrania, al igual que Rusia, cuenta con sistemas de este tipo, pero los que enviará Estados Unidos son superiores en alcance y precisión.

El Himars tiene un alcance promedio de 80 kilómetros y cuenta con una batería precargada de seis misiles guiados de 227 milímetros. Este sistema es de uso rápido, ya que un pequeño grupo puede operarlo y cambiar una carga de misiles disparada por una nueva en minutos sin necesitar la ayuda de otros vehículos.

image.png

Alcance limitado

El presidente norteamericano, Joe Biden, dijo que este sistema de cohetes dará la posibilidad a Ucrania de "impactar más precisamente a sus objetivos clave en el campo de batalla". Pero Biden, en un nuevo intento por matizar su participación, también dejó en claro que su alcance será limitado para evitar que las fuerzas ucranianas ataquen blancos que estén en territorio ruso.

"No vamos a enviar a Ucrania sistemas de misiles que puedan impactar dentro de Rusia", dijo, aunque en el anuncio no detalló cuántos de estos sistemas serían entregados a Ucrania.

Esta iniciativa estadounidense podría significar un cambio en la guerra según algunos analistas, ya que actualmente Ucrania sufre el fuerte golpe de la incesante avanzada rusa en el Donbás.

Pero el mandatario de la Casa Blanca viene cuidando su compostura con respecto a los apoyos que su país envía a Ucrania, ya que sabe que un riesgo no medido podría desencadenar una escalada bélica más allá de las fronteras ucranianas.

image.png

"Por mucho que esté en desacuerdo con el señor Putin, y que considere que sus acciones son un escándalo, Estados Unidos no intentará provocar su destitución en Moscú. Mientras Estados Unidos o nuestros aliados no sean atacados, no nos involucraremos directamente en este conflicto, ni enviando tropas estadounidenses a luchar en Ucrania ni atacando a las fuerzas rusas. No estamos alentando ni permitiendo que Ucrania ataque más allá de sus fronteras. No queremos prolongar la guerra sólo para infligir dolor a Rusia”, dijo Biden.

Rusia dijo que crece el riesgo de un enfrentamiento contra EEUU por el envío de misiles a Ucrania

Con la reciente confirmación de este nuevo envío de armas, Serguéi Riabkov, viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, señaló este miércoles que "cualquier entrega de armas que continúe, o que aumente, refuerza el riesgo" de un enfrentamiento directo entre su país y Estados Unidos.

Creemos que Estados Unidos echa leña al fuego deliberadamente", dijo Dmitri Peskov, el portavoz del Kremlin. "Estas entregas no alientan a los dirigentes ucranianos a relanzar las negociaciones de paz”, agregó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate