Guillermo y Marta Pérez volvieron a reclamar justicia por su hija Lucía este martes en la puerta de Tribunales, en la previa del inicio del juicio contra los tres acusados por la violación y la muerte de la joven, ocurrida en octubre de 2016.

“Yo no soy Dios para perdonar, que los perdone Dios. Si perdono es para salvar mi alma, pero a personas tan crueles que han cometido la crueldad que cometieron con mi hija, sólo Dios las puede perdonar”, dijo la madre de la víctima. Y agregó: “La condena tiene que ser perpetua, que no salgan más”.

Marta se refirió a Matías Farías, Juan Pablo Offidani y Alejandro Maciel, los primeros dos acusados por la violación y el crimen de la menor y el tercero por el encubrimiento. En compañía de Jimena Aduriz, la madre de Ángeles Rawson -que vino a apoyarlos en el inicio de las audiencias-, Guillermo explicó que “ahora se va a saber la verdad, se van a poner de acuerdo todos los peritos”.

“Estos son los que venden droga en las escuelas y matan a nuestros hijos, eso está probado, no hay ningún tipo de discusión”, señaló.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate