Todavía conmocionada por el ataque que sufrió por parte de su ex pareja, un médico de la ciudad que la golpeó, torturó y le robó, la víctima ofreció un testimonio desgarrador en Ahora Noticias donde contó que teme por su vida y la de su madre, y cree que si liberan al agresor pueda asesinarla.

El ataque ocurrió el 2 de enero durante la mañana en el departamento de Colón al 2500 donde vive la ex pareja del agresor, una mujer de 43 años, y su madre, de 73, quien sufre de discapacidad y problemas de movilidad. "Esta persona llamó a mi mamá para entregarle una medicación, le hizo una vendetta, cuando ella le abrió la puerta entró con dos personas más y empezó la pesadilla", relató la mujer, en diálogo con la periodista Clara Barrenechea.

Una vez dentro del inmueble, las tres personas ataron a la anciana con cables de electricidad y "se cansaron de golpearla", en una secuencia que quedó parcialmente filmada por cámaras privadas y que serán peritadas por la Justicia.

"En ese interín llegué yo y no podía entrar, porque estaba puesta la llave. Como mi mamá tiene una discapacidad pensé 'debe estar en el patio y no me escuchó'. Seguí llamándola y tocando el timbre hasta que abrió la puerta mi ex", contó la mujer, entre sollozos.

-Salí de mi casa, tenés una orden de restricción, voy a llamar a la policía- le dijo la mujer, cuando uno de sus secuaces le pegó "una piña en el medio del estómago" que la hizo "desvanecer".

La mujer también fue brutalmente golpeada, mientras veía cómo le desvalijaban su casa: se llevaron 1000 dólares, 50,000 pesos y televisores LED. "No nos quedaron televisores, ropa, dinero ni maquillajes. Se llevaron todo por maldad", lamentó.

En el pico de la violencia, la mujer contó que "el ataque estuvo premeditado, hasta llevó una máquina de afeitar y me afeitó la mitad de la cabeza, entre golpes". También dio a conocer que "jugaron a la ruleta rusa con una pistola en su cabeza y en su boca", mientras repetían que la iban "a matar".

"Estoy muerta en vida y aterrada de miedoporque estamos amenazadas de muerte. No duermo ni como. Solo sigo por mi mamá", manifestó la víctima, al tiempo que indicó que "el me vino a avisar; si sale, me va a matar porque me lo dijo". "Me va a matar", concluyó.

Por disposición de la fiscal Salas, personal de la comisaría segunda comenzó a investigar el hecho y constató la versión de la mujer: tenía marcas en las muñecas como si hubiese sido fuertemente atada y las cámaras de seguridad del edificio verificaron que el sospechoso había ido al lugar.

La fiscal Florencia Salas ordenó la detención del hombre y el allanamiento de su casa en el barrio San Juan. Allí, se secuestró un juego de llaves, que podría ser del departamento de la mujer asaltada, y un celular para poner a disposición de las pericias del caso.

Salas, que aún investiga las identidades de los otros dos secuaces, imputó al hombre por “robo agravado y privación ilegal de la libertad” y por haber incumplido con la medida cautelar de restricción de acercamiento, que él mismo había pedido.

El sospechoso se encuentra alojado en la Unidad Penal 44 de Batán, representado por el abogado César Sivo.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate